Con 130 asambleístas presentes en la sala, la Asamblea Nacional reinstaló la sesión 872 suspendida el 16 de mayo de 2023, respecto al juicio político en contra del presidente Guillermo Lasso, acusado de presunto peculado, en el cual los interpelantes eran Viviana Veloz (RC) y Esteban Torres (PSC).

Previamente a la instalación de la sesión, este 29 de noviembre, a las 16:30, el presidente de la legislatura, Henry Kronfle, dijo que no hay lugar al pedido realizado por el expresidente a la Corte Constitucional de que se revise si el presidente de la Asamblea Nacional incumplió el dictamen 1-23-DJ-23, al convocar al pleno a continuar con el juicio.

Guillermo Lasso pide a la Corte Constitucional que determine si la Asamblea Nacional está cumpliendo el dictamen sobre su juicio político

Lo que se ha hecho hoy, añadió Kronfle, es reinstalar una sesión que estuvo convocada anteriormente, y si le incomoda al expresidente Guillermo Lasso es problema de él; pero hubo una convocatoria y una suspensión y al disolverse la Asamblea Nacional se tienen que reinstalar las sesiones que quedaron abiertas.

Publicidad

De ninguna manera se estaría violando la ley, afirmó el socialcristiano, quien además señaló que el pedido que realizó el expresidente Lasso a la Corte Constitucional (CC) es improcedente. “Cómo me va a prohibir un expresidente que no haga una convocatoria a una sesión que la reinstalo por estar suspendida, es ridículo”, subrayó Henry Kronfle.

Los legisladores Paola Cabezas y Roberto Cuero, del movimiento Revolución Ciudadana, abrieron el debate y recordaron los motivos por los cuales fue acusado Guillermo Lasso, pero también se refirieron a la situación económica en que dejó el país.

“Que ahora, cuando se retoma el juicio, vuelven las maniobras en la Corte Constitucional donde dicen que nos van a destituir por retomar el juicio político; pase lo que pase, tengamos o no los 92 votos para censurar al peor presidente del país, el país sabe que Guillermo Lasso salió por la puerta trasera”, afirmó el legislador Roberto Cuero.

Publicidad

Antes de instalarse el pleno, el asambleísta Pedro Velasco, del movimiento Avanza, manifestó respecto al proceso de juicio que se pretende retomar que los interpelantes que en su momento iniciaron el juicio político ya no están, solo está una persona.

Luego, añadió, el enjuiciado políticamente dejó sus funciones y el artículo 129 de la Constitución claramente señala que se seguirá el juicio político al presidente y vicepresidente en funciones y no permite a expresidentes.

Publicidad

Guillermo Lasso dejó de ser presidente de la República con la posesión de Daniel Noboa, el pasado 23 de noviembre; por lo tanto, Lasso ya no cumple las funciones. A esto se agrega que los asambleístas que se posesionaron el 17 de noviembre la mayoría son nuevos, por lo tanto, los actores ya no están y ahí están las razones por las que este juicio no puede prosperar, y debe archivar el proceso, anotó.

John Polanco, del grupo de Gente Buena, reclamó por qué no se hizo el juicio político a Guillermo Lasso en los primeros diez días de instalada la Asamblea Nacional.

Dijo que el llamado a juicio político a Guillermo Lasso responde a un show, y advirtió que podría haber acciones legales si se insiste en retomar el juicio político, “porque es inconstitucional llamar a juicio político a un exmandatario”.

Llamó a los demás legisladores a actuar apegados a derecho, pues a su criterio no cabe un juicio político en estas condiciones porque el expresidente Guillermo Lasso ya no ejerce las funciones.

Publicidad

“Tuvieron la oportunidad de interpelarlo, pero hoy no hay tiempo para hacerlo y podría traer consecuencias constitucionales en lo jurídico, podría darse un incumplimiento del dictamen y podría darle protagonismo político a un expresidente”, afirmó Polanco, representante de la provincia de Esmeraldas. (I)