Con 81 votos, este 20 de septiembre, la Asamblea Nacional pidió a la legisladora Bella Jiménez Torres que renuncie al cargo de segunda vicepresidenta de la Función Legislativa, para que pueda defenderse en el ámbito judicial y en el Comité de Ética de las acusaciones por supuesta gestión de cargos públicos.

La moción la presentó su excoideario de Pichincha, Marlon Cadena, de la Izquierda Democrática. Obtuvo el respaldo de una parte de sus coidearios, de Pachakutik, PSC, CREO-BAN e independientes. Votaron por la abstención la bancada UNES, algunos de la ID, del PSC e independientes, que sumaron 53 voluntades.

Cadena sostuvo que la Asamblea está siendo torpedeada por distintas fuerzas internas y externas, y sobre todo, una de las responsabilidades que tienen los 137 asambleístas es no hacer espíritu de cuerpo en las cuestiones negativas.

Consideró que la imagen de la Asamblea Nacional se ha visto lesionada y menoscabada por cuanto una de las autoridades más representativas que tiene la Asamblea Nacional ha sido cuestionada; en ese sentido, la segunda vicepresidenta de la Asamblea “ha tenido un desempeño que pone en duda la probidad con la que se debe manejar”.

Publicidad

Que la segunda vicepresidenta no ha hecho honor a esa tarea encomendada por parte de la bancada de la Izquierda Democrática y de los asambleístas; por lo tanto, añadió que asumen esa responsabilidad y que, así como propusieron el nombre de Bella Jiménez para que sea nominada como segunda vicepresidenta, hoy le exigen que presente la renuncia a ese puesto, porque no se sienten representados.

Cadena comentó que la presencia de Jiménez lesiona la imagen y el buen nombre que debe tener el primer poder del Estado: la Asamblea Nacional.

Aclaró que esta moción no constituye una persecución ni tampoco un entorpecimiento a los debidos procesos que el Comité de Ética estará elaborando, el cual debe emitir un informe de manera pronta, para que se indique la responsabilidad de las acciones de la segunda vicepresidenta de la Asamblea Nacional.

La legisladora Bella Jiménez, representante del Guayas, intervino en la sesión para señalar que le sorprende que el legislador proponente no haya leído la Ley Orgánica de la Función Legislativa ni el reglamento del Comité de Ética. Calificó de impertinente y espuria la resolución, y afirmó que no tiene motivación alguna.

Manifestó que ya está siendo procesada por el Comité de Ética y que todas las acusaciones en su contra serán desvirtuadas en la etapa probatoria.

Comité de Ética suspende calificación de pruebas en investigación a Bella Jiménez por falta de información

Preguntó al proponente de la moción si la Izquierda Democrática le dio el derecho a defenderse y si el partido escuchó en algún momento a Bella Jiménez, a quien propusieron para segunda vicepresidenta. Que en menos de 24 horas la hicieron “picadillo”, y preguntó por qué no hacen lo mismo con el “compañero Eckenner Recalde y con Rocío Guanoluisa. Ustedes pretenden hablar de orejas largas; que tire la primera piedra el que no tenga pecado. Soy inocente hasta que se demuestre lo contrario, pues mi caso está en investigación. No sé cuál es el apuro”, subrayó.

Publicidad

Advirtió que hoy será ella, mañana puede ser Guadalupe Llori, porque esta Asamblea se está convirtiendo en una cueva de guillotina, que al que menos se resbala le dan duro.

Reclamó a la Izquierda Democrática por la falta de solidaridad y llamó a respetar el debido proceso en el Comité de Ética, y que faltan pocos días para conocer el resultado de la investigación. Que no se aferra a la segunda vicepresidencia, que respetará la decisión, pero que no es la manera de sacar a Bella Jiménez, sobre todo porque es mujer. Que no es la manera, y anotó cómo se convierten en enemigos y odiadores de las mujeres por ser de la provincia del Guayas.

Manifestó que el mundo da vueltas y que el tiempo le dará la razón, pues ella no se aferra al cargo; y si tiene que renunciar a la vicepresidencia, lo hará, en su debido momento.

La postulación de Bella Jiménez a segunda vicepresidenta la realizó el actual jefe de bancada de la Izquierda Democrática, Alejandro Jaramillo, quien luego de conocer la denuncia pública sobre gestión de cargos públicos presentó un pedido de investigación a Jiménez Torres ante el Comité de Ética. (I)