Luego de dos meses de discusiones, comparecencias y amenazas, la investigación política del caso denominado Pandora Papers terminó en un exhorto al presidente de la República, Guillermo Lasso, porque no pudo demostrar su relación directa o indirecta con bienes y capitales en paraísos fiscales.

Un exhorto no tiene fuerza de ley, sino que constituye una invitación y depende de la voluntad del funcionario el acudir o no al Legislativo. Por ello, el presidente de la República, Guillermo Lasso, este 8 de diciembre, anunció que no comparecerá, que remitirá al Parlamento una carta con el informe de la Contraloría General del Estado que dictaminó el archivo del proceso por no encontrar elementos que demuestren que, a la fecha de inscripción de la candidatura presidencial y de su posesión en dicho cargo, era propietario directo o indirecto de bienes o capitales en paraísos fiscales.

Asamblea Nacional no aprueba informe sobre Pandora Papers; se limita a exhortar a Guillermo Lasso

El pasado 7 de octubre, mediante resolución plenaria, la Asamblea Nacional encargó a la Comisión de Garantías Constitucionales, presidida por José Cabascango (PK), la investigación sobre los Pandora Papers, al conocerse la filtración de documentos por parte del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación que revelaron nombres de políticos y empresas relacionadas con offshore en países considerados paraísos fiscales; entre ellos el primer mandatario.

El informe de la mesa contenía seis recomendaciones. La primera de ellas era aplicar el artículo 130 numeral 2 de la Constitución, y proceder a la destitución del presidente de la República por grave crisis política y conmoción interna.

Publicidad

La inclusión de esta causal en el informe llevó a la Izquierda Democrática, al Partido Social Cristiano e inclusive a Pachakutik a repensar su apoyo a lo aprobado en la mesa con seis votos, en medio de críticas y denuncias de que hubo alteración del texto a último minuto. Con la tesis de la destitución del primer mandatario se quedó la bancada correísta Unión por la Esperanza (UNES) y en el pleno logró solo 51 votos.

El 7 de diciembre, con 82 votos, con una tercera moción que presentó la Izquierda Democrática, el Legislativo aprobó una resolución que se limita a exhortar el mandatario a que acuda al pleno para que rinda su versión sobre su vinculación con paraísos fiscales, pero no se planteó la aprobación del informe, sino que la investigación desarrollada se remita a los órganos de control para continuar con la investigación.

Juan Fernando Flores, del movimiento oficialista CREO, dice que su bloque tiene una postura clara frente a los Pandora Papers, más aún cuando la Contraloría archivó todo el proceso, porque se concluyó que el presidente cumplió con todo lo que correspondía antes de inscribirse como candidato y antes de asumir dicho cargo.

Insiste en que el informe elaborado por la Comisión de Garantías no fue aprobado por la Asamblea y que lo que hicieron 82 legisladores es invitar al primer mandatario a que vaya al pleno a aclarar sobre suposiciones para ver si son ciertas o no, porque nunca se hizo una investigación exhaustiva y tampoco se tuvo acceso a documentos, todo se hizo en función de una declaración de una periodista que dijo que no tenía la información desde el 2017.

En tanto que Pedro Velasco (BAN) señala que la Asamblea cometió un nuevo desacierto cuando trató el informe del caso Pandora Papers, pues este no se aprobó y, en medio de la desesperación por la falta de votos, se inventaron una resolución en la que se exhorta al presidente para que comparezca a rendir cuentas a la Asamblea, y a renglón seguido se intentó revivir un informe que murió en las dos mociones que no alcanzaron los votos suficientes.

La coordinadora de la bancada de UNES, Paola Cabezas, admitió que con el exhorto el presidente no está obligado a responder a la Asamblea, pero ella considera que sí está obligado a responderle al país sobre este caso.

Publicidad

Que lo sucedido en la sesión del 7 de diciembre estaba casi sellado, porque durante la investigación el primer mandatario y su entorno familiar y económico decidieron no comparecer para no dar respuestas. Luego, en el camino, ninguna de las instituciones de control dio información; y, adicionalmente, la Fiscalía empezó una investigación de oficio a la Comisión por supuesta falsedad ideológica.

“Todo estaba fríamente calculado y fríamente armado. Si hay alguien que quiere encubrir al presidente Lasso del tema Pandora Papers, ya sabemos quiénes son, y esto se conoció en las votaciones”, dijo.

Para Cabascango, el informe sobre Pandora Papers sigue su curso, porque hay una resolución donde se pide a los organismos de control que realicen una investigación frente a la vinculación que tiene el presidente Lasso, con los paraísos fiscales.

Aclara que como presidente de la mesa siempre se mantuvo firme y que en ningún momento se ha intentado la destitución del presidente de la República, que más bien lo que se ha hecho es ratificar lo que determinó el pleno de la Asamblea Nacional el 7 de octubre, que es la conmoción social; pero para una destitución también debe existir una crisis política, lo cual no se ha podido evidenciar.

La representante de la Izquierda Democrática ante el Parlamento, Johanna Moreira, señala que la resolución tomada por el Legislativo sobre el caso Pandora Papers se enmarca en las competencias legislativas; que no van a permitir desestabilización, pero que tampoco la impunidad en el país; por lo tanto, dentro de lo que corresponde, asegura: “Hemos exhortado al presidente de la República que venga al pleno de la Asamblea y dé respuestas al pueblo ecuatoriano sobre los Pandora Papers”. (I)