La Asamblea Nacional debuta este jueves 3 de junio en las sesiones plenarias con el trámite del proyecto conocido como Ley ‘Pancita Llena’, que busca reducir el hambre en el país evitando el desperdicio de alimentos aptos para el consumo humano y destinarlos a las personas vulnerables.

Aunque en la agenda de la sesión 710, convocada para las 14:00, también se incluyen la designación de la comisión especializada que analizará el informe de gestión del expresidente de la República Lenín Moreno, el proyecto de Ley Orgánica de Vivienda de Interés Social y una reforma al Código Orgánico de la Economía Social de los Conocimientos para regular el refinanciamiento y facilidades de pago en becas, créditos educativos y ayudas económicas.

Asamblea Nacional aún no arranca el trámite de leyes en el pleno y tiene 423 proyectos represados

El proyecto para reducir la pérdida y el desperdicio de alimentos y mitigar el hambre, de iniciativa de la asambleísta Dallyana Passailaigue (PSC), pretende mitigar el desperdicio de alimentos que diariamente generan las empresas y mercados del país, destinarlos a los bancos de alimentos y distribuirlos de manera gratuita a las personas más vulnerables. Para ello, se propone la suscripción de convenios y campañas de sensibilización a todos los actores de las cadenas alimentarias.

La legisladora resaltó que la Asamblea inicie su trabajo con el tratamiento de una Ley que pretende resolver el problema del hambre, pues la pandemia que vive el país agudizó el hambre y la pobreza; mientras unos desperdician alimentos, otros no tienen acceso a ellos, y para enfrentar ese fenómeno, se creará una ley para que las empresas productoras, procesadoras, distribuidoras y comercializadoras prioricen la donación de alimentos por encima de la destrucción.

Publicidad

Lo conceptual de este proyecto es prohibir la destrucción de alimentos aptos para consumo humano, para que sean donados a los bancos de alimentos, y estos a su vez los redistribuyan a las personas que viven en pobreza y con hambre.

Passailaigue afirma que actualmente muchas empresas eligen destruir y quemar los alimentos, cuando en el país hay 1,3 millones de personas que están subalimentadas. Lo que se busca con el proyecto es elevar a Ley para que la solidaridad sea una actividad permanente en el Ecuador, añade.

Se conoce que solo en Quito diariamente cien toneladas de alimentos se desperdician; y por las estadísticas del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) se conoce que del 25% al 42% de los ecuatorianos viven en pobreza, extrema pobreza e indigencia; y que el 25% de niños menores de 5 años sufre de desnutrición infantil crónica. Además, una de cada siete personas se acuesta sin comer cada día, y con este proyecto se espera atacar este problema que sigue en el Ecuador, anota.

La propuesta contempla mecanismos de control para llevar registros de las donaciones, evitar mercados negros, se incluye al Ministerio de Inclusión Económica Social, que deberá crear un incentivo como reconocimiento para las empresas socialmente responsables. La política nacional para evitar los desperdicios de alimentos estará a cargo del Ministerio de Agricultura.

Publicidad

Uno de los ejes del gobierno de Guillermo Lasso es combatir la desnutrición crónica, por lo tanto, este proyecto es una herramienta para lograrlo, subrayó la legisladora del PSC que representa al Guayas.

Además se espera que este tipo de acciones de donación se puedan implementar en los hogares, para que la gente se acostumbre a no botar los alimentos y mejor opte por la donación. (I)