El exconsejero presidencial Aparicio Caicedo, quien era considerado uno de los personajes con más influencia en el entorno del presidente de la República, Guillermo Lasso, habla con EL UNIVERSO sobre las razones de su salida del cargo y rechaza los señalamientos que se le hacen en transcripciones de llamadas que constan en un informe de la Policía Antinarcóticos sobre las actividades de Rubén Cherres, amigo del cuñado del mandatario, Danilo Carrera Drouet, investigado por supuesta gestión de cargos en las empresas públicas.

Su salida del puesto se dio en medio de un fuerte revés político del Gobierno por su derrota en la consulta popular, ¿qué fue lo que pasó?

Mi salida se debe, simplemente, por la conciencia de que hacía falta un recambio de energías que dé impulso al Gobierno. Y creo que era mi deber ceder mi espacio para que venga un nuevo equipo y afronten estos segundos dos años.

Publicidad

Pero usted era una de las personas de mayor confianza del presidente Lasso...

Sí, pero en un gobierno lo importante es el presidente de la República y que se cumpla el proyecto político. Es bueno, es sano, que frente a una actividad con tanta presión, con tanta virulencia en las agendas se hagan recambios que oxigenen la labor del Gobierno.

¿En este cambio de ministros incidió el resultado del referéndum?

Publicidad

Sí, esa fue una señal de que existía la necesidad de oxigenar el gabinete y oxigenar el equipo, sin perjuicio de que me mantenga cerca del presidente desde lo privado.

¿Por qué cree que perdieron (el referéndum)?

Publicidad

Creo que definitivamente lo que decían las encuestas falló, no solo en la consulta sino en las seccionales, que hubo muchas sorpresas. Es algo que deberá estudiarse para establecer precisamente las causas de aquello. Porque las encuestas eran muy halagadoras a favor de la consulta popular. Sinceramente no me atrevo a dar una hipótesis sobre el tema porque todo fue sorpresivo.

¿Y qué opina de la denuncia del vicepresidente del Consejo Electoral, Enrique Pita, de la existencia de un centro de procesamiento paralelo?

Esas denuncias aparentemente son muy graves y el CNE, que es la autoridad electoral, debe llegar hasta el final en las investigaciones para conocer qué pasa. Lo más importante es que se cumpla la voluntad del pueblo y si hay el más mínimo indicio de que la voluntad ha sido falsificada, debe investigarse totalmente.

Su rol en el Gobierno siempre fue criticado, primero como asesor ad honórem y luego como consejero del presidente. Se decía que era su operador político, un ministro paralelo...

Publicidad

Yo siempre fui el encargado de velar por las relaciones interinstitucionales en el legítimo ejercicio de mi cargo y de ninguna forma hubo prácticas que puedan ser señaladas por fuera de la ley y la moral, sino velando por el bien del país.

La Posta ha hecho públicos unos audios e informes en los que señala la existencia de una supuesta estructura narcocriminal que involucra al cuñado del presidente y otros funcionarios públicos, y se lo menciona a usted. ¿Qué opina de ello?

Yo puedo hablar de lo que me corresponde. En esas publicaciones el señor Cherres me menciona a mí. Desde ahí, ese señor lo que hace es mentir masivamente porque yo ni lo conozco ni nunca en mi vida he realizado las acciones que él dice que he hecho. Estamos frente a un mentiroso contumaz; y por supuesto que todos los que hemos sido mencionados debemos estar dispuestos a colaborar con la Fiscalía y toda instancia de investigación competente para esclarecer la verdad.

De lo que se entiende en las transcripciones, usted habría pedido la hoja de vida de Bernardo Manzano para ponerlo de ministro y habría intercedido por Lupe Velasco para que se quede en BanEcuador.

Eso es absolutamente falso. Yo lo conocí a Bernardo cuando fue designado ministro. Jamás he gestionado ningún tipo de nombramiento de esa clase. A la otra señora nunca en mi vida la he visto, ni he tenido contacto directo o indirecto con ella.

Y el señor Carrera, cuñado del presidente, ¿tiene la influencia que menciona la publicación?

Yo no he presenciado ningún acto que me lleve a pensar eso; por el contrario, Guillermo Lasso siempre repetía incansablemente que en su gobierno no existe el cargo de “familiar del presidente”, queriéndonos decir que ningún familiar puede ejercer influencias.

Puede ser que no lo sepa...

Puede ser todo, pero yo no presencié nada en ese sentido.

Y al señor Chérres dice usted que no lo conoce...

No lo conozco y no sé de dónde saca tantos inventos.

¿Y ahora qué hará usted?

Regreso a la Fundación Ecuador Libre. (I)