El jefe del Consejo de Ministros de Perú, Alberto Otárola, anunció las medidas que entraron en vigencia en la región andina de Puno, al sur del país.

La zona ha sido afectada por manifestaciones en contra del gobierno de Dina Boluarte, que ya dejann 40 muertos en un mes así como la convocatoria de nueva elecciones y una Asamblea Constituyente.

“Se ha aprobado en el Consejo de ministros un decreto supremo que declara inmovilización social en Puno por el plazo de tres días, desde las 20 horas hasta las 4 de la mañana”, anunció Otárola ante el Congreso.

Publicidad

“La respuesta está en Barbadillo”, autoridad peruana responsabiliza a Pedro Castillo de protestas con fallecidos

El epicentro de las protestas es la región aymara de Puno, en la frontera con Bolivia, donde hubo saqueos a locales comerciales y ataques a vehículos policiales entre la noche del lunes y la madrugada de este martes con saldo de 18 muertos.

Las muertes han exacerbado la indignación en las ciudades de Puno y Juliaca, a unos 1.300 km de Lima, cuyos habitantes realizan una huelga desde hace una semana y mantienen el comercio cerrado.

La Superintendencia de Transporte Terrestre de Personas, Carga y Mercancías reportó bloqueos y tránsito interrumpido por piquetes en seis regiones: Puno, Cusco, Apurímac, Arequipa, Madre de Dios y Amazonas.

Publicidad

El lunes se registraron enfrentamientos entre manifestantes y las fuerzas de orden que provocó la muerte de 14 personas que trataron de ocupar el aeropuerto de Juliaca, además hubo otros tres fallecidos en un saqueo en un centro comercial. Un policía murió quemado al interior de su patrulla, especificó la Defensoría del Pueblo.

El lunes “más de nueve mil personas se aproximaron al aeropuerto de Juliaca y aproximadamente dos mil de estas iniciaron un ataque sin cuartel contra la policía y las instalaciones, utilizando armas hechizas (armas improvisadas) y con doble carga de pólvora, generando una situación extrema”, indicó a la prensa Otárola. (I)