A pesar de que los deslizamientos de tierra y piedras continúan en varios tramos de la vía Alóag-Santo Domingo, la Prefectura de Pichincha anunció que este miércoles 9 de marzo no existirá un cierre del tramo de su administración (hasta Unión del Toachi) al verificar que no hay riesgo para la circulación vehicular.

Ayer sí hubo un cierre, desde las 20:30 hasta las 06:00. Según un boletín de la institución provincial, el “clima favorable ha permitido avanzar en trabajos de fresado y limpieza de deslizamientos y de alcantarillas”.

Sin embargo, el comunicado previene que los trabajos de limpieza se mantendrán en distintos tramos de la vía, en los próximos días.

Esta tarde se registró un nuevo deslizamiento en el kilómetro 34 de la Alóag-Santo Domingo. Según información compartida por el equipo de comunicación del Servicio Integrado de Seguridad ECU911, la circulación sigue parcialmente habilitada.

Publicidad

La Comisión de Tránsito del Ecuador (CTE) acudió a la emergencia para destinar un carril en cada sentido mientras se realiza la limpieza de rocas.

El invierno ha generado una serie de derrumbes en la vía Alóag-Santo Domingo desde el pasado 20 de febrero. Varios vehículos resultaron afectados en la primera jornada que tuvo más de 40 deslizamientos.

Según el reporte entregado a este Diario por el Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inamhi), este miércoles 9 y jueves 10 de marzo existirá mayor presencia de sol, por el cielo despejado. Sin embargo, la alerta de lluvias en la tarde y noche todavía se mantiene activada, pues esperan precipitaciones leves y moderadas. Además, prevén lluvias fuertes en sectores puntuales.

El texto de la Prefectura de Pichincha solicitó a los usuarios mantenerse informados por las redes sociales oficiales de la institución, pues las carreteras siguen bajo monitoreo.

En tanto, según el último reporte de la página de la misma institución, la vía Calacalí-Río Blanco está habilitada de manera normal. (I)