El índice de positividad para COVID-19 en Quito superó el 9 % la semana pasada, según el último informe epidemiológico de la Secretaría de Salud del Municipio de Quito, aunque para el Ministerio de Salud Pública (MSP), el porcentaje es otro.

La positividad viral se refiere a cuántas personas dan positivas de aquellas que se hacen pruebas de diagnóstico para detectar la enfermedad.

En la anterior semana epidemiológica (19), la positividad fue de 9,1 %. En la semana 18, de 6,7 % y en la semana 17, fue de 7,1 %, refieren los informes de esa dependencia del cabildo quiteño.

La epidemióloga Catalina Yépez ha recordado que la Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que para que la pandemia sea declarada bajo control, mas no eliminada, la positividad debe ser del 5 % o menos.

Publicidad

Gobierno oficializa que desde hoy en Ecuador ya no es obligatorio el uso de la mascarilla; quedan sin efecto más de 200 resoluciones restrictivas

El 28 de abril, el Gobierno -a través del Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional- anunció que dejó de ser obligatorio el uso de la mascarilla en espacios abiertos y cerrados.

A inicios de abril, en Quito hubo 296.658 casos acumulados del virus. La semana pasada hubo 301.056.

Según la Secretaría de Salud, la ciudad capital mantiene una tendencia estable de casos, muertes y hospitalizaciones pero se observa un ligero incremento de la positividad de las muestras tomadas.

Destacó que, en las últimas cuatro semanas, no se registran fallecidos por COVID-19.

Publicidad

Aclaró que los datos son provisionales y podrían estar sujetos a variación.

Juan Quizanga, responsable zonal de vigilancia de la Salud de la zona 9 del Ministerio de Salud Pública (MSP), que corresponde al Distrito Metropolitano de Quito, sostuvo que la semana anterior el índice de positividad estuvo en el 3 %.

Quizanga mencionó que la ocupación en terapia intensiva en los hospitales públicos es del 0 % en tanto que en hospitalización es del 1 %.

El funcionario lo comparó con finales de enero e inicios de febrero del 2022 cuando la ocupación estuvo cerca del 90 %.

Publicidad

Uso obligatorio de mascarilla en espacios cerrados continuará en Guayaquil hasta el 27 de mayo

Para Fernando Sacoto, presidente de la Sociedad Ecuatoriana de Salud Pública, un aumento de la positividad debería ser motivo de un cuidadoso seguimiento por parte de las autoridades, sabiendo que por el subregistro existente, posiblemente el número de casos sea mayor.

Por otro lado -acotó Sacoto- deberían monitorear la demanda hospitalaria por COVID- 19, a fin de actuar oportunamente si hay una tendencia de ascenso.

“Actuar oportuna y preventivamente implica fortalecer la vigilancia epidemiológica, fortaleciendo servicios primarios de salud, aspecto sobre el que hemos insistido reiteradamente sin ser escuchados por el Gobierno”, agregó Sacoto.

Con respecto a la decisión del Gobierno, ratificada el pasado martes, de la no obligatoriedad del uso del tapabocas, Daniel Simancas, epidemiólogo clínico y profesor universitario, mencionó que no se entiende dejar de lado una estrategia costo-efectiva como la mascarilla que ha costado implementarla en la ciudadanía y que, al parecer, ha dado resultados.

Publicidad

“¿Por qué sacarse la mascarilla entonces, cuál es el fin? de acuerdo con los datos, pues existe muy poca cobertura de tercera dosis y de cuarta (dosis) también, entonces estamos vulnerables todavía”, señaló en una entrevista en radio Democracia.

De acuerdo al vacunómetro, una herramienta creada por el Ministerio de Salud Pública (MSP) para conocer cómo avanza el plan de vacunación contra el coronavirus, más de 6′000.000 de personas han recibido el primer refuerzo o tercera inyección y 275.401, el segundo refuerzo. Esto con datos al 18 de mayo del 2022. La población total a vacunar es 16′776.087.

En Guayas y Pichincha hay un ligero aumento de casos de COVID-19. Gobierno cuestiona decisión del Municipio de Guayaquil de mantener uso obligatorio de mascarillas en sitios cerrados

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) alertó que, tras un periodo de menor transmisión del virus, muchos países han abandonado medidas de salud pública como el uso de mascarillas y el distanciamiento social.

Carissa Etienne, directora de la OPS, pidió a los países que actúen para aumentar la vigilancia, las medidas de salud pública y la vacunación. Además de que los sistemas de salud estén preparados ante una eventual afluencia de pacientes. (I)