El Ministerio de Educación continúa con las indagaciones para esclarecer el origen de las 25.000 cajas encontradas con kits de alimentación escolar en una bodega de Riobamba.

En ese sitio, personal de la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa), Fiscalía e Intendencia de la Policía intervinieron el lugar y encontraron un millón de galletas y 400.000 coladas caducadas desde el 2017, siguiendo una disposición de una jueza de lo Civil.

La ministra de Educación, María Brown, sostuvo ayer que estos kits formaban parte del programa de alimentación escolar que no dependía del Ministerio de Educación. Estos fueron producidos en el 2016 y con fecha de caducidad en el 2017.

En el periodo de 2014 a 2016, explicó Brown, estaba bajo competencia del Instituto de Provisión de Alimentos (ProAlimentos), que fue fusionado con la Unidad Nacional de Almacenamiento (UNA-EP)

Publicidad

La ministra explicó que estos alimentos eran adquiridos por la UNA-EP y luego entregados por Correos del Ecuador a cada una de las instituciones educativas.

Dijo que personal de la institución investiga con el código si estos alimentos caducados habían sido adquiridos por la UNA-EP o si se trataba de la bodega del proveedor que nunca entregó a la institución pública.

La colocación fue hallada en galpones del Parque Industrial de Riobamba. Hasta el momento se desconoce con precisión la firma reponsable de mantener allí esos alimentos caducados.

Asimismo, la funcionaria adelantó que se han mantenido reuniones con el ministro de Agricultura y Ganadería (Magap), pues en ese entonces la UNA estaba a cargo de esa cartera de Estado. También se han mantenido diálogos con delegados de la Arcsa para poder continuar con las investigaciones sobre lo sucedido con esas raciones escolares.

La colación escolar que se entrega actualmente consta de un jugo o leche en un tetrapack que se acompaña de una galleta o barra de cereal. Cada kit tiene un costo unitario de $ 0,33, incluyendo la distribución a la institución educativa. Al día se entregan 2′300.000 raciones diarias.

En el 2022, la ministra dijo que se incorporarán más alimentos frescos (frutas) siguiendo lo dispuesto en la Ley Orgánica de Alimentación Escolar. Por ahora, en Manabí se ha iniciado un plan piloto con estas nuevas implementaciones. (I)