Desde este lunes 14 de marzo, más de 600.000 estudiantes del régimen Sierra en Quito volvieron a las clases presenciales con el 100 % de aforo. Esto, después de que el Ministerio de Educación y el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional aprobaron la asistencia completa a las instituciones educativas.

La disposición incluye en todos los niveles, desde los Centros de Desarrollo Infantil hasta Bachillerato.

Según un boletín de esta cartera de Estado, el régimen Sierra-Amazonía, para el que se encuentra en vigor esta disposición, abarca más de 1′800.000 estudiantes.

“Habíamos esperado este día, hoy estamos con una presencialidad completa, ahora podemos trabajar de manera presencial con docentes y estudiantes lo que ayudará a mejorar sus aprendizajes”, señaló la ministra María Brown desde una institución educativa de la capital.

Publicidad

Sin embargo, también pidió a los estudiantes y autoridades mantenerse informados sobre las disposiciones del COE nacional debido a que la pandemia de coronavirus continúa.

Padres de familia que acompañaron a sus hijos se mostraron con expectativa debido a que los niños vuelven después de dos años de estudiar bajo un sistema virtual. Desde septiembre ya se estaba retornando a clases de manera paulatina con un sistema híbrido.

La ministra Brown acudió a la Unidad Educativa Alfonso Lasso, en el norte de Quito, para participar en una ceremonia de inauguración.

Las medidas de bioseguridad se mantienen, así como el monitoreo para docentes, estudiantes y sus familias.

Publicidad

Ecuador registra actualmente una tendencia a la baja de los casos de coronavirus. Incluso las autoridades analizan dejar de exigir mascarillas si la tendencia de casos positivos sigue disminuyendo.

Por otro lado, el régimen Costa-Galápagos regresará a la presencialidad con el 100 % de aforo en el siguiente año lectivo, que se iniciará el 6 de mayo de 2022.

Desde la semana pasada, los estudiantes de entidades de la Costa ya están en el periodo de vacaciones y algunos colegios particulares comenzaron ceremonias de graduación presenciales al no existir restricciones. (I)