La tercera dosis de refuerzo contra el coronavirus al personal médico empezó a aplicarse en Ecuador.

El pasado 21 de enero, en el gobierno de Lenín Moreno, inició el proceso de inoculación con los trabajadores de la salud, entre ellos, la mayor Janeth Morales, quien a la fecha laboraba en el hospital Militar de Quito.

Ella fue la primera persona que recibió la vacuna de Pfizer. Era la líder del área de emergencia de esa casa de salud.

Nueve meses después, Morales -quien en agosto ascendió al grado de teniente coronel-, recibió la tercera dosis de refuerzo pero de la marca AstraZeneca.

Publicidad

Ahora labora en la ciudad de Cuenca.

Morales, quien es doctora en emergencias y desastres, comentó que recibió AstraZeneca.

“De hecho se recomienda que el refuerzo sea otro tipo de vacuna; en este caso, según el Ministerio de Salud Pública y obviamente según las recomendaciones internacionales, determinaron que nos van a poner la AstraZeneca”, dijo.

Morales recuerda con la segunda dosis de Pfizer tuvo decaimiento, fiebre, un cuadro muy similar a la gripe, y ahora con la de refuerzo, tiene dolor en el sitio del pinchazo, malestar general, que le podría durar hasta tres días. Está en reposo.

En enero del 2021, en Ecuador inició el proceso de inmunización contra el COVID-19

El Gobierno había anunciado que, en el transcurso de esta semana, se darán los lineamientos para vacunar al personal de salud de primera línea que recibió sus vacunas en enero del 2021.

De acuerdo a la ministra de Salud, Ximena Garzón, el refuerzo de la vacuna es para el personal vulnerable, como los médicos, dado que están en contacto con pacientes; luego seguirá con adultos de 65 años o más con enfermedades agravantes y paulatinamente con personas de 65 años, menores con enfermedades agravantes.

Publicidad

“Con una dosis de refuerzo basta”, dijo Garzón, en el inicio de la vacunación a menores de 12 años.

Según Garzón, la tercera dosis se puede hacer con dosis distintas.

“De hecho, nosotros también tenemos ya la información que soporta la efectividad de la mezcla de vacunas y lo haremos, pues empezaremos a (colocar) las vacunas del personal de salud con AstraZeneca”, explicó Garzón.

Tras anunciar los protocolos de bioseguridad para los eventos públicos, a la ministra Garzón, le consultaron sobre aquellas personas que se vacunaron con Johnson & Johnson (monodosis) en el extranjero y si podría recibir una segunda dosis en Ecuador y respondió: “las personas que recibieron vacuna Johnson & Johnson en el extranjero tienen todo el derecho a recibir una vacuna AstraZeneca o Pfizer como refuerzo”.

Acotó que pueden asistir a cualquier centro de vacunación del Ministerio de Salud Pública.

Ecuador no dará certificado de vacunación a quienes se inocularon en el exterior

Acerca de la mezcla de vacunas, Francisco Pérez Pazmiño, decano de la Facultad de Medicina de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador, sostuvo que todas las decisiones que se tomen tienen que ser basadas en evidencia científica.

“Hay artículos científicos que sustentan que una segunda marca, en este caso la AstraZeneca, reforzaría grandemente el sistema inmunológico, especialmente de los profesionales de la salud, que son los que están más expuestos para lograr una inmunidad realmente mucho más eficiente. (...) No es una decisión antojadiza ni tampoco basada en intereses comerciales ni mucho menos sino que son tomadas con base en lo que las investigaciones, a través de sus resultados, es lo que nos entrega”, indicó Pérez Pazmiño.