A partir de este viernes, 1 de julio, se dejó sin efecto el toque de queda que el Gobierno estableció para Azuay, Sucumbíos y Orellana.

La medida estuvo vigente desde el 29 de junio, como parte del estado de excepción que se determinó para esas provincias y para Imbabura, donde no se limitó la libertad de tránsito.

Gobierno decreta estado de excepción en cuatro provincias

La decisión se adoptó a través del Decreto Ejecutivo 469, suscrito por el presidente Guillermo Lasso, el cual derogó los artículos 7 y 8 del Decreto 463, del 29 de junio.

De esta manera, no habrá más restricciones a la circulación de personas en Azuay, Sucumbíos y Orellana, pero se mantiene vigente la declaratoria de estado de excepción, que tiene una duración de 30 días. (I)