Los escándalos de corrupción en la administración de Jorge Yunda han tejido intrincados caminos judiciales en los que es muy fácil perderse. Cada noticia supone un nuevo nudo de la trama. No obstante, los senderos terminan en cinco casos: cuatro involucran directamente al Alcalde de Quito y otro rastrea penalmente a su círculo familiar.

Al momento, Yunda enfrenta un proceso por posible peculado, una demanda en la Corte Constitucional (CC) y dos más en el Tribunal Contencioso Electoral (TCE). Aparte, otra investigación penal, en la que está mencionado su hijo Sebastián Yunda, dejó el pasado 2 de septiembre varios allanamientos y arrestos.

Estos son los hilos de los procesos:

Los procesos penales

Jorge Yunda fue llamado a juicio por presunto peculado en la adquisición de 100.000 pruebas para la detección de COVID-19. El contrato se adjudicó a la empresa Salumed S. A. por $ 2,4 millones. Por este caso, el Alcalde lleva un grillete electrónico en su tobillo. Un tribunal penal fijó para el próximo 29 de septiembre la audiencia de juzgamiento contra él y trece personas más.

Publicidad

Durante la investigación, la Fiscalía incautó varios equipos tecnológicos, entre ellos, un celular de Sebastián Yunda, hijo del Alcalde. Los agentes encontraron chats comprometedores entre él y varios proveedores y empleados del Municipio de Quito.

Con esta evidencia, la Fiscalía notificó el pasado 1 de abril a Sebastián Yunda sobre el inicio de una nueva investigación, esta vez por presunta delincuencia organizada.

Dentro de este caso, el 2 de septiembre pasado se realizaron una serie de allanamientos y seis detenciones. Entre los apresados están tres familiares del Alcalde, pero Jorge Yunda no ha sido vinculado a este proceso.

Aparte, la Fiscalía investiga a Jorge Yunda por supuestas irregularidades en contratos de repavimentación y obras de agua potable. El 15 de junio pasado, el excandidato a la Alcaldía de Quito César Montúfar y el actual concejal Fernando Morales presentaron una denuncia por delitos como delincuencia organizada y peculado.

La acusación además apunta a los entonces gerentes las empresas metropolitanas de Movilidad y Obras Públicas (Epmmop), y de Agua Potable y Saneamiento (Epmaps). También menciona a los representantes de las contratistas Inmosolución y Geinco. El caso se encuentra en investigación previa.

La Corte Constitucional

Este caso tiene como antecedente una decisión de la Corte Provincial de Pichincha. Esta resolución se emitió el 30 de julio pasado en este contexto: la remoción de Yunda, que fue resulta por el Concejo Metropolitano, había sido ejecutada gracias a un fallo del TCE y Santiago Guarderas había sido posesionado como nuevo Alcalde. La Corte Provincial echó abajo todo.

Publicidad

Otorgó una acción de protección a favor de Yunda y dejó sin efecto su remoción. Fue esta la causa para que Yunda retomara el poder en el Municipio, ese mismo 30 de julio.

Ante esto, el vicealcalde Santiago Guarderas solicitó una acción extraordinaria de protección en la Corte Constitucional. Esta admitió a trámite la demanda, pese al voto salvado del juez Agustín Grijalva quien argumentó que el pedido de Guarderas fue ingresado “de forma anticipada y prematura”, ya que la sentencia de la Corte Provincial aún no se encontraba ejecutoriada legalmente.

Para resolver este caso, la Corte Constitucional fijó la audiencia para el próximo 13 de septiembre.

El Tribunal Contencioso Electoral

Las demandas contra Jorge Yunda llegaron al TCE, pues la decisión que tomó este organismo ratificando su remoción no se ha ejecutado. Las activistas políticas Jéssica Jaramillo y Sara Serrano denunciaron por separado al Alcalde por posible infracción electoral muy grave. El TCE fijó la audiencia de este caso para el próximo 9 de septiembre.

Por último, Santiago Guarderas planteó otra demanda ante el TCE en contra de Jorge Yunda y los jueces que le otorgaron la acción de protección: Belén Domínguez, Raúl Mariño y Cenia Vera. Este proceso se encuentra suspendido ya que Yunda solicitó la recusación del juez Ángel Torres. El pleno del TCE deberá resolver este pedido. (I)