Con la abstención de dos ediles (Blanca Paucar y Luis Reina, de Revolución Ciudadana) y 16 votos a favor se aprobó este martes 7 de diciembre la ordenanza que establece el presupuesto del Municipio de Quito para el 2022. El rubro disponible para la municipalidad será de $ 830,96 millones.

Estos rubros están divididos en $ 152,74 millones destinados para el Metro de Quito y $ 678,22 millones para el Municipio capitalino.

Los ediles que votaron a favor fueron Amparito Narváez (Unión Ecuatoriana), Analía Ledesma (ID), Bernardo Abad (ID), Brith Vaca (Independiente), Eduardo del Pozo (CREO), Gissela Chalá (RC), Juan Carlos Fiallo (RC), Juan Manuel Carrión (Concertación), Luz Elena Coloma (CREO), Marco Collaguazo (Unión Ecuatoriana), Mónica Sandoval (RC), Omar Cevallos (Concertación), Orlando Núñez (Independiente), René Bedón (Unión Ecuatoriana), Víctor de la Cadena (suplente de Fernando Morales, de Concertación) y el alcalde Santiago Guarderas.

Eduardo del Pozo, presidente de la Comisión de Presupuesto, informó que una vez emitidos los informes de ejecución presupuestaria del 2021, elaborados por cada entidad municipal, se pudo hacer un reajuste para el siguiente año con un arrastre de cerca de $ 91 millones. “De estos, $ 75 millones se destinarán para gastos de inversión”, dijo el concejal.

Publicidad

Además, informó que la Empresa de Movilidad y Obras Públicas (Epmmop) tendrá un incremento, alcanzando un presupuesto de $ 97 millones, para permitir la ejecución de proyectos como el Campus Quito, la primera fase del corredor Labrador-Carapungo y la intervención en zonas aledañas al Metro de Quito con un paquete de 90 kilómetros de vías.

Freddy Erazo, administrador general de la municipalidad, señaló que tras el anuncio realizado por el presidente Guillermo Lasso, de comprometer $ 150 millones en el Metro de Quito, cuando se asignen esos valores la capital podrá volver a tener capacidad de endeudamiento.

“Esto nos abre posibilidades y notificaremos al Concejo una vez que los documentos se encuentren debidamente suscritos y podamos mostrarles los datos reales”, agregó.

El sector de movilidad tendrá el rubro más importante, con el 25,35 % del presupuesto, con un valor de $ 210′649.247,53. Esto, sin tomar en cuenta el valor destinado del Metro de Quito que tiene el 18,38 %.

Publicidad

La concejala Analía Ledesma (ID) informó que el presupuesto incluye $ 20 millones como ingreso corriente que refiere a las multas de tránsito, fotomultas y radares. “Esto significa claramente que el Municipio sabe que sus ciudadanos son contumaces contraventores, considerando que la multa es el 30 % del salario básico ($ 120) esperamos entonces que haya al menos 167.000 infractores al año, esto quiere decir 457 infractores al día, entonces me pregunto: ¿el Municipio busca prevenir que exista exceso de velocidad en sus vías o necesita más infractores?”, cuestionó.

Por su parte, el concejal Luis Reina (RC) dijo que parecería bastante destinar $ 4 millones para expropiaciones, pero dijo estar preocupado por solo cubrir las existentes y no tomar en cuenta las nuevas expropiaciones que surgirán a futuro. Como ejemplo citó la recuperación de la casa de Manuelita Sáenz y la Unidad Educativa Alfredo Pérez Guerrero, de San José de Minas.

Blanca Paucar (RC) solicitó información sobre el pago por la expropiación a la familia Rodríguez, un predio que estaba en riesgo no mitigable. “Esta deuda del Municipio hacia estas personas es de $ 148.774,71 yo no sé si desde Riesgos no contemplan o si van a dejar a la gente otra vez en indefensión total”, reclamó.

Ante esto, Freddy Erazo explicó que el presupuesto para expropiaciones se ha dividido también en las diferentes entidades municipales que tienen procesos en curso.

Al final de la votación, el alcalde Guarderas agradeció el respaldo de los concejales para la aprobación de esta ordenanza que permitirá destinar recursos para obras ofrecidas por su gobierno y pidió a los gerentes de las empresas municipales la correcta gestión para ejecutar los rubros. (I)