Huaquillas, EL ORO

Un paro de actividades protagonizado por los dirigentes del comercio y pobladores del cantón Huaquillas empezó desde la mañana de este lunes 2 de agosto, luego de la extensión del estado de excepción determinado por el Gobierno nacional. Esta mañana, los manifestantes cerraron varias vías y obligaron a paralizar las actividades en el centro de la ciudad.

La marcha empezó en el estadio Humberto Arteta, avanzó hasta el puente internacional donde miembros de la Policía Nacional custodiaban el paso fronterizo, luego cerraron las vías en el Centro Binacional de Atención Fronteriza (Cebaf) y en el control aduanero en el ingreso a Huaquillas.

“El paro no se detendrá hasta que se atienda la situación de Huaquillas, merecemos respeto. Todos los sectores productivos de la ciudad tenemos el mismo objetivo. De nada sirve que el puente internacional esté cerrado si hay gente que atraviesa la ciudad por los pasos clandestinos”, expresó Galo Jiménez, presidente del Comité Por la Vida de Huaquillas.

Los dirigentes dijeron que entre los pedidos al Gobierno nacional consta la aplicación de medidas compensatorias por los efectos de la pandemia, créditos bancarios y la apertura parcial de la frontera entre Ecuador y Perú para la reactivación económica de este cantón orense.

Alberto Astudillo, alcalde de Huaquillas, mencionó que el fin es buscar un diálogo con el Gobierno y los ministros de Estado. “Queremos pedir una vacunación masiva en línea de frontera para poder reabrir el puente fronterizo, además que se atienda al sector del comercio que es la principal actividad de nuestra gente”, dijo la autoridad municipal.

Los comerciantes también solicitaron la presencia de los cinco asambleístas orenses para tratar varios temas como la reactivación del cantón. Además, al Municipio piden la eliminación de multas municipales por retraso en el pago de agua potable.

Policías y militares se ubicaron en los exteriores del Servicio Nacional de Aduana, en la vía Arenillas-Huaquillas y en el Cebaf para evitar que los manifestantes ingresen a sus instalaciones. El paso del transporte de pasajeros y vehículos particulares se obstaculizó totalmente con troncos, ramas y llantas. (I)