Las cifras de las víctimas fatales en el contexto de las movilizaciones, que llevan ya quince días, no coinciden entre el Gobierno y el movimiento indígena; los heridos son por centenas.

Según el ministro del Interior, Patricio Carrillo, el registro gubernamental es de tres personas fallecidas; pero para la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) son cinco.

Sobre los otros dos fallecimientos, para Carrillo, uno corresponde a una muerte natural y el otro caso fue accidental.

Unos $ 250 millones representaría en subsidios la reducción del precio de gasolina extra, diésel y ecopaís, anunciada por el presidente Guillermo Lasso

La Conaie detalló el nombre de los fallecidos: Jhonny Muenala (Guayllabamba, Pichincha), Byron Guatatoca (Puyo, Pastaza), Marcelino Villa (Tarqui, Azuay), Henry Quezada (Quito, Pichincha), Franco Íñiguez (Quito, Pichincha).

Publicidad

Tomando como referencia la autopsia de la persona fallecida en Cuenca, el Gobierno atribuyó la muerte a una insuficiencia respiratoria aguda por una cirrosis hepática. El fallecimiento en Guayllabamba lo vinculó a una precipitación por una quebrada.

En el caso de Guatatoca, la Conaie posteó en sus redes sociales, citando un análisis de la organización Amnistía Internacional Américas, que fue por uso excesivo de la fuerza.

El Gobierno deslindó responsabilidad de la Policía en el fallecimiento de Quezada, que habría ocurrido en las inmediaciones del parque El Arbolito, aparentemente a causa del impacto de perdigones.

“La Policía Nacional (...) no ha utilizado elementos letales durante estos quince días; no utiliza munición de perdigones”, dijo Carrillo al hacer una evaluación de las dos semanas de paralizaciones.

Publicidad

Manifestaciones por la paz son respuesta al vandalismo y al correísmo: ciudadanos salieron en defensa de la democracia, no a un Gobierno, según analistas políticos

Este lunes, 27 de junio, según la Policía, había unos 77 cierres a nivel nacional, cuando el promedio era de 350; también había menos manifestantes.

Los protestantes habrían pasado de 15.000 a 1.500 personas, estimó la Policía.

El sábado y el domingo no hubo protestas en las cercanías del parque El Arbolito.

En el balance de los heridos, para la Conaie hay 280 y se han producido 158 detenciones.

La Policía afirma que entre sus filas hay 218 heridos y han aprehendido a 144 personas hasta el 27 de junio, a las 12:00. (I)