Una masiva marcha se realizó este jueves en defensa del presupuesto para la educación.

Gremios sociales se concentraron en la plaza Indoamérica, en los exteriores de la Universidad Central, en el centro norte de la urbe y caminaron hasta el centro histórico de Quito.

Según la Federación de Estudiantes Universitarios, hay un recorte de $ 117 millones a la educación superior lo que repercute en la oferta de cupos, infraestructura e investigación y en el caso de la educación inicial, en la educación básica y en el bachillerato, el recorte se extiende a $ 950 millones, indicó Isabel Vargas, presidenta de la Unión Nacional de Educadores (UNE).

La Asamblea resolvió observar la proforma presupuestaria de 2022

La ministra de Educación, María Brown Pérez, negó un recorte presupuestario.

Para la educación general, Brown afirmó que hay un aumento del 17 % respecto al presupuesto codificado del 2021. Para este año explicó -en una entrevista radial- el presupuesto llega a $ 2.905 millones y se incrementa a $ 3.410 millones en la proforma presupuestaria.

A su criterio, la participación de los estudiantes secundarios en la marcha era por solidaridad o por desinformación.

En su cuenta de Twitter, Alejandro Ribadeneira, secretario de Educación Superior, señaló que no se va a reducir el presupuesto universitario sino que se lo incrementará en $ 25 millones para el 2022, con lo cual se garantizará la gratuidad y la calidad de la educación superior.