María Guillermina Iza caminaba apoyada con un bastón. Antes de las 09:00 de este lunes, 8 de agosto, salía de una de las cinco farmacias que están frente al hospital Eugenio Espejo, en el centro de Quito.

Es uno de los dos hospitales que pertenecen al Ministerio de Salud Pública (MSP) en los cuales, desde la semana pasada, se aplica el plan de externalización de farmacias de consulta externa o retiro de medicamentos en boticas privadas.

La mujer, de 80 años, en su mano llevaba una funda con medicamentos que guardó en su cartera.

Contó que a las 08:00 tuvo una cita médica en esa casa de salud, en la especialidad de dermatología. Tiene verrugas en el pie.

Publicidad

“Me dijo que no tienen nada y me mandó a comprar unas pomadas para la mano, (porque) la piel es muy reseca (...). Que vaya y compre en la calle; me dio la receta y estoy comprando aquí”, agregó. Pagó $ 7,80.

Para octubre, IESS ofrece tener un abastecimiento del 95 % en medicinas y dispositivos médicos

La madre de Rosa Chalco está internada en ese hospital desde hace casi un año.

En una de las boticas fue a ver una pastilla para la quimioterapia de su mamá, a pesar de que aseguró que sí les han dado los fármacos en ese sanatorio. Por la pastilla canceló $ 1,75.

En ese hospital no había personas que ya hayan accedido al proyecto gubernamental conocido como Medicina Cerca, al menos en las primeras horas de este lunes, de acuerdo con dependientes de farmacias.

Publicidad

La realidad fue diferente en el hospital Pablo Arturo Suárez, en el norte de la urbe, también del MSP, donde varias personas, luego de sus consultas médicas, retiraron sus fármacos de, al menos, una botica privada de las cuatro que se ubican en los exteriores de ese sanatorio.

Cristian de la Torre exhibe la receta electrónica que le permitió retirar medicamentos de una farmacia privada. Carlos Granja Medranda / EL UNIVERSO Foto: Carlos Granja Medranda

Ese fue el caso de Cristian de la Torre, de 49 años y chofer profesional, quien tuvo una cita médica para dermatología a las 09:30. Exceso de grasa y resequedad en las manos es lo que padece.

Terminada su cita fue a la farmacia interna del hospital. Con su número de cédula le imprimieron la receta electrónica, que tiene un sello rojo en la parte superior derecha. Le indicaron que hay una vigencia de tres días. Se cruzó la calle para retirar lo prescrito de una botica.

Era la primera vez que retiraba los fármacos externamente, pues sostuvo que hasta hace un mes los retiraba del hospital.

Publicidad

“Hay una cola para retirar la receta que le manda directamente el doctor y hay otra ventanilla que es para retirar lo que tiene que ser externamente. Claro, me parece muy bueno”, explicó De la Torre sobre cómo funciona el retiro del medicamento.

Más de 30 hospitales del Ministerio de Salud se unirán a plan de externalización de farmacias en su fase dos

Externalizacion de farmacias consulta externa

Posted by El Universo on Monday, August 8, 2022

Sandra Rueda también llevaba la receta electrónica impresa en su mano. Señaló que todo fue muy rápido y eficiente. Tuvo consulta médica con psiquiatría a las 08:20. En la farmacia del hospital le entregaron pastillas, mientras que un gotero retiró de la botica privada. Destacó que no se demoró casi nada de tiempo.

Para De la Torre sería mejor retirar los medicamentos del hospital, pero a Chalco le pareció indistinto con tal de que le entreguen.

En otras farmacias cercanas al hospital Eugenio Espejo, que no forman parte del plan de externalización de farmacias de consulta externa, comentaron que la venta de medicamentos ha estado de la misma manera y la gente sigue pidiendo sondas, recolectores de orina, pastillas para el dolor, etc.

Publicidad

Hasta el mediodía se comercializaban entre 20 y 30 recetas, comentaron sus vendedores.

Iza cuestionó que no se les entreguen los medicamentos, tal como ha sido el anuncio gubernamental; aunque, según el ministro de Salud, José Ruales, desde el inicio del proyecto, el 15 de julio, se han despachado más de 15.000 recetas.

El funcionario aseguró que se entrega alrededor de la mitad de las recetas de consulta externa a través de ese proyecto, cuya fase de prueba terminará esta semana. Luego se extenderá a más de 30 hospitales, entre agosto y septiembre.

Ruales calificó de exitosa la primera fase del proyecto y que ha ido de acuerdo al cronograma establecido.

‘Hemos traído medicamentos; empezamos a ayudar a la gente que no conseguía’: la mano solidaria ante el desabastecimiento de fármacos en sanatorio de Quito

El hospital Eugenio Espejo del Ministerio de Salud Pública forma parte del plan de externalización de farmacias de consulta externa. Carlos Granja Medranda / EL UNIVERSO Foto: Carlos Granja Medranda

El titular de Salud señaló que se entregan medicamentos para pacientes crónicos, que padecen enfermedades como diabetes, epilepsia, hipertensión, etc., que requieren medicamentos para de uno a tres meses.

“Reciben ya una receta completa para el mes completo, o una receta triple en donde cada mes van a retirar el medicamento”, expresó el funcionario en radio Sucesos.

En ninguno de los dos hospitales hubo personas con chalecos celestes y el logotipo del programa de externalización llamado Medicina Cerca, quienes iban a dar información a los usuarios, acompañarlos a las farmacias y solventar inconvenientes en el proceso de entrega de medicinas. (I)