Los sindicatos de trabajadores rechazan “contundentemente” la propuesta del presidente Daniel Noboa de regular los contratos de trabajo a plazo fijo y por horas, que hace parte de las diez preguntas de la consulta popular a las que la Corte Constitucional dio dictamen favorable.

Lo que sí respaldan es el objetivo del Ejecutivo, generar más plazas de empleo, pero consideran que no es la vía, pues indican que más bien lo que haría es precarizar el trabajo y que se debe afrontar el problema del desempleo desde otros frentes.

Consulta popular busca que Constitución deje sentado que contratos de trabajo a plazo fijo y por horas no son formas de precarización laboral

Incluso tienen previsto presentar un amicus curiae a esta pregunta que está formulada de la siguiente manera: ¿Está usted de acuerdo con enmendar la Constitución de la República y reformar el Código del Trabajo para el contrato de trabajo a plazo fijo y por horas, cuando se celebre por primera vez entre el mismo empleador y trabajador, sin afectar los derechos adquiridos de los trabajadores, de acuerdo con el Anexo 9?

Publicidad

Para el presidente de la Confederación Ecuatoriana de Organizaciones Clasistas Unitarias de Trabajadores (Cedocut), Mesías Tatamuez, más que realizar una consulta popular, el Gobierno debió trabajar primero de solucionar el problema de la violencia que hay en el país, así como de la economía, porque eso garantizaría empleo, educación, seguridad, etc.

Según los cálculos de los gremios de trabajadores, con el contrato por horas el valor que recibiría un empleado es de menos de $ 2. La presidenta de la Confederación de Organizaciones Sindicales Libres (Ceols), Marcela Arellano, indicó que el resultado sería la división de los $ 460 que es actualmente el salario básico unificado para las 240 horas mensuales, lo vendría a ser $ 1,91. “Apenas van a poder ganar los trabajadores por hora $ 1,90, ni siquiera $ 2 y pierden (otros beneficios) vacaciones, horas extras″, advirtió.

Arellano indicó que hay una “falsa información” de que el trabajo por horas va a provocar incremento del salario. “Que un trabajador por horas va a ganar $ 15, igual que gana un trabajador en Estados Unidos, eso no va a ocurrir acá en el Ecuador, no solamente pierde derecho, sino obviamente el trabajo por horas acá en el Ecuador es absolutamente barato. Recordemos que la canasta básica familiar en Quito está en más de $ 800, hay una brecha de alrededor de $ 340 para acceder a la canasta básica familiar y un trabajador por horas en el mes no va a lograr los $ 460″, enfatizó.

Publicidad

Tatamuez afirmó que trabajar por horas no es la solución al desempleo, además no se ha indicado cuánto van a pagar o cómo van a pagar. “Eso no lo dicen y eso es lo que primero tienen que explicar y decir, pero no decir que la solución está en el trabajo por horas y ahí se va a crear empleo. ¿Van a pagar lo que vale el trabajo por horas?, ahí está toda la problemática que nosotros planteamos”, dijo.

Proyecto Sub24: En 15 días el IESS tendrá habilitada la plataforma para registrar nuevas afiliaciones de jóvenes de 15 a 24 años

Por su parte, Arellano indicó que “la Ceols y el Frente Unitario de Trabajadores (FUT) han rechazado contundentemente esta pregunta que hace referencia al trabajo por horas y al retorno del trabajo a plazo fijo. El Gobierno plantea que el trabajo por horas y los contratos flexibles permiten que se incremente el empleo y esto no es verdad, le está mintiendo a la población”.

Publicidad

Tatamuez señaló que “desde hace años” les venía diciendo que si no hay flexibilización laboral no creaban empleo y se realizó esa flexibilización, pero no se generó trabajo. “Después nos dijeron que si no hay cambio del Código del Trabajo no se creaba empleo y nosotros, el FUT, la Cedocut, presentamos un nuevo Código del Trabajo. Los trabajadores hemos querido que haya un código integral, no solo un parchecito de trabajo por horas”, señaló.

De acuerdo con Arellano, al inicio de este nuevo siglo ya se tenía el contrato por horas, pero lo que hizo esa modalidad “fue precarizar más el trabajo que en ese momento se encontraba precario y no generó una sola plaza de trabajo”.

También explicó que la reforma al Código del Trabajo con el ingreso de este tipo de contratos implica una reforma constitucional y se tiene que hacer de acuerdo a los planteamientos y a través de una Asamblea Constituyente, “porque implica retroceso de derechos”.

Según Arellano, los trabajadores por horas no van a tener los mismos derechos que los trabajadores que están en relación estable, es decir, no van a tener vacaciones y no van a tener acceso a seguridad social porque no hay quien controle. “En el Estado no tenemos control, el Ministerio del Trabajo no tiene posibilidades de controlar a los empleadores para que cumplan los derechos, entonces es más fácil la evasión de derechos laborales a través de estos contratos de carácter precario”, afirmó.

Publicidad

Indicó que desde el Gobierno se dice que los nuevos trabajadores son los que van a tener que regirse a este nuevo tipo de contratos, pero considera que se debe tener en cuenta que esa nueva fuerza laboral son la mayoría de los jóvenes preparados, estudiados, pero va a ser desperdiciada en “trabajo precario, barato” y lo que va a ocurrir es que va a seguir saliendo la juventud a otros países.

IESS revisa un programa para afiliación de jóvenes de 15 a 24 años de edad por $ 50 mensuales

Tatamuez y Arellano coinciden en que para generar empleo se debe trabajar con otras acciones. Él recordó que las leyes no son las que generan el empleo, sino la economía.

En tanto, Arellano dijo que para incrementar el empleo se necesita fortalecer el aparato productivo y no es a través de la flexibilización laboral, sino que se requieren medidas y políticas públicas que aseguren mercado para las mypimes, porque son las que generan mayor cantidad de empleo. También señaló que la apertura de los contratos por hora puede encaminar al país a una serie de despidos de personas adultas que ahora están contratadas y como consecuencia de ello habrá una mayor afectación a la economía y sobre todo discriminación.

Este jueves 1 de febrero el FUT, según Arellano, tiene previsto presentar el amicus curiae a la pregunta para que la Corte Constitucional retire de la consulta popular. (I)