MANTA, Manabí

El sector productor e industrializador de café para exportación no cuenta, en estos días, con materia prima, debido a que el grano que se importa para complementar la cifra que permita exportar café tiene retrasos por la crisis de los contenedores.

Anualmente en los campos productores de Ecuador se cultivan unos 250.000 quintales de café, tanto robusta como arábigo, pero se requieren unos 300.000 quintales, por lo que se necesitan importar unos 50.000 de varios países, según Pablo Pinargote, gerente general de la Asociación Nacional Ecuatoriana del Café (Anecafé).

El crecimiento de consumo de café en Ecuador anualmente es del 5 %, reconoció Pinargote; pero, pese a ese incremento, no ha existido una mejor producción en los campos caficultores, que anualmente comienzan a cosechar el producto desde julio.

“Las industrias para poder sobrevivir necesitan importar café en grano de otros orígenes, porque no pueden encontrar el café internamente. Ahí entra esta gran problemática; primero, el tema de los contenedores: tienen muchos orígenes para llegar a un destino como el nuestro, se ha incrementado el costo hasta en un 500 %, entonces, eso hace que la materia prima actualmente sea supercara para la industria ecuatoriana”, señaló el directivo de Anecafé.

Producción cafetalera ecuatoriana tiene ‘aroma’ a mejora en ventas al exterior en el 2021

Y a eso se suman los tiempos, recalca Pinargote, porque la industria ecuatoriana no está trabajando con los que anteriormente se tenían para contar con la materia prima, los cuales no excedían en el mayor de los casos los dos o dos meses y medio que tardaba en llegar el café al puerto; pero, ahora, “con los cuellos de botella que hay con la crisis de contenedores en todas partes del mundo, se demora mucho más tiempo el arribo del café importado”.

Para agregar inconvenientes en el sector productor del café: el costo de los complementos que se necesitan, como el aluminio y los cartones, se ha encarecido, lo que también genera el crecimiento de la inversión para la elaboración de café industrializado.

Hasta septiembre de este año, Ecuador ya había exportado 319.609 sacos de 60 kilos de café, tanto arábigo y robusta como industrializado, lo que le ha significado al país un ingreso de $ 45,8 millones por la venta al exterior de esta gramínea, de acuerdo con las estadísticas de Anecafé.

De las últimas tres décadas, el mejor año para la exportación del café ecuatoriano fue 1994, cuando se exportaron 2′495.586 sacos de 60 kilogramos, lo que significó un ingreso al erario nacional de $ 411,2 millones; el segundo mejor año para exportar fue el 2012, cuando se vendieron al exterior 1′570.944 sacos de 60 kilos, que significaron al país $ 273,8 millones. (I)