Unos 26.000 barriles diarios de crudo equivalentes se podrían sumar a la contabilidad de la producción de hidrocarburos del país hasta los primeros meses del 2023, cuando se concreten dos procesos licitatorios de apertura de pozos cerrados y captura de gas.

De acuerdo con Jaime Garzón, jefe de Proyectos de Petroecuador, los dos procesos que tuvieron su fase de adquisición de información por parte de las empresas interesadas (compra de data pack) el 9 de mayo podrían generar este volumen adicional de hidrocarburos.

En el caso de la reapertura de pozos que fueron cerrados hace un año por la pandemia, se espera obtener 15.000 barriles adicionales, mientras que en el tema gas, se podría capturar unos 65 millones de pies cúbicos diarios. Esto es equivalente a 11.000 barriles diarios de crudo. De esta manera, la producción solo por estos dos proyectos podrían incrementarse en 26.000 barriles. La meta del gobierno de Guillermo Lasso es llegar a finales de año con 495.000 para Petroecuador y una duplicación de la producción total del país (incluida la producción privada) a mediano plazo. Actualmente la producción hidrocarburífera solo de Petroecuador es de 391.576 barriles de crudo y 9.238 barriles equivalentes de gas (Amazonía y Campo Amistad), para un total de 400.814 barriles diarios equivalentes.

Para Garzón la nueva producción petrolera derivada de los pozos cerrados ya se podría ver para el mes de noviembre, mientras que la de gas demoraría hasta enero o febrero del 2023.

Publicidad

De acuerdo con Garzón, estos procesos generarán una inversión de al menos $ 450 millones, de los cuales $ 150 millones corresponden a pozos y $ 300 millones a las inversiones en captura de gas. Pero además se espera que haya una generación de 1.500 plazas de empleo directas y entre 8.000 a 10.000 puestos indirectos.

En cuanto a la valorización de los recursos, Garzón explicó que seguramente los pozos cerrados van a generar al fisco 1,5 millones de dólares diarios, mientras el tema del gas permitirá al menos un ahorro de $ 400 millones, al consumir menos diésel para la producción eléctrica y disminuir la importación de GLP. Es que el gas, que lamentablemente ahora se quema en mecheros, es un producto del que se puede obtener tres subproductos: GLP, gasolina natural y gas residual. En este sentido dijo que la idea sería incrementar la producción de GLP en Shushufindi, e inyectar la gasolina natural a la refinería, lo que generaría una gasolina producida en Ecuador de mejor calidad. En este sentido, explicó que la optimización del uso del gas sirve para generar recursos y mejorar también el tema ambiental.

Sobre este último tema, Jorge Luis Hidalgo, gerente de Green Power, empresa interesada en participar en la licitación de captura de gas, también consideró un paso positivo el tema de que Petroecuador se valga de las empresas privadas expertas en temas de gas para encontrar los mejores caminos para aprovecharlo y transportarlo. Recordó que el Financial Times a partir de un estudio del Banco Mundial ha colocado a Ecuador en el top 10 de los países que más gas desperdician según su producción petrolera, y aseguró que esta realidad se la debe cambiar. Consideró que lo que está pasando ahora en Petroecuador es un cambio histórico, pues antes se tenía una visión y direccionada a una sola tecnología. Agregó que la optimización del gas de mecheros servirá también al Gobierno a cumplir con los compromisos de Glasgow en la COP 25 que fue firmado con el presidente de EE. UU., Joe Biden.

Tarifas variables se aplicarán a contratos de servicios

El modelo de contratación en licitación será a través de la figura de Servicios Específicos con Financiamiento, lo que permitirá la inversión privada, sin embargo, el Estado compensará dicha inversión a través de una tarifa en el caso de los pozos cerrados.

Publicidad

Al ser consultado sobre cómo se evitará caer en los perjuicios que ocasionó este mismo modelo, en contratos que se firmaron en el gobierno de Rafael Correa, que con tarifas fijas altas era pagable en tiempos de precio del crudo alto, pero se volvieron una enorme deuda que aún está en unos $ 1.400 millones (por carry foward) cuando los precios bajaron; dijo que se han tomado varias previsiones. En primera instancia, Garzón dijo que no será una tarifa fija como en los contratos anteriores, sino una variable, indexada al WTI.

Entre tanto, en cuanto a la captura y utilización del gas de la Amazonía, dijo que la forma de contratación incluirá una tarifa por el procesamiento del gas y un pago estandarizado por la generación eléctrica producida.

Datos clave

  • Al menos 246 empresas mostraron su interés en participar en las licitaciones para la reapertura de pozos cerrados y captación de gas.
  • El proceso de data pack (compra de datos para continuar en concurso) ya tiene sus primeras diez empresas participantes.
  • Se espera una mayor participación considerando que el plazo se extiende hasta el 24 de mayo.