Para mantener la producción petrolera y no dejarla caer del todo, en momentos que ha bajado un 53 %, por la toma de pozos y falta de insumos, la actual estrategia de EP Petroecuador es optimizar los recursos e insumos que tiene en existencia. Así, según los reportes oficiales de la petrolera estatal, al 27 de junio de 2022 mantiene una producción de 183.340 barriles diarios.

Esta cifra es incluso superior, en alrededor de 3.000 barriles, a la registrada el 26 de junio cuando la producción llegó a 180.409. No obstante, la producción es mucho más baja que la registrada antes del paro cuando estaba en alrededor de 386.907 barriles, solo para Petroecuador.

Y es que la producción se mantiene bajo condiciones precarias. La industria ha sufrido un gran golpe debido al paro indígena. Al momento la pérdida acumulada está de 1′232.501 barriles.

De acuerdo con datos del Ministerio de Energía, la pérdida en el sector petrolero llega a $ 166,4 millones. Actualmente están parados 1.199 pozos petroleros (de un total de 2.200), de los cuales 1.112 son de Petroecuador y 187 están manejados por la empresa privada. La falta de funcionamiento de los pozos se debe, por un lado, al cierre obligatorio de pozos bajo amenaza de los manifestantes y también por la falta de insumos (principalmente combustible que debe llegar hasta los pozos para que puedan funcionar motores y electricidad).

Publicidad

En este sentido, Petroecuador ha procedido a apagar los pozos, pero se ha preferido hacerlo con los que menos producen y seguir manteniendo a los de mayor volumen de producción.

Según los datos de la empresa, los bloques que registran algún incremento de la producción correspondiente a esos 3.000 barriles antes mencionados son Edén Yuturi, que pasó de 29.748 barriles a 30.525 barriles; el bloque Shushufindi, que subió de 34.001 barriles a 35.514 barriles; y, Auca, que tuvo un incremento al pasar de 32.635 barriles a 33.796 barriles.

Justamente a primeras horas de este martes, 28 de junio de 2022, las Fuerzas Armadas, en la ejecución de operaciones militares de seguridad a las áreas estratégicas en coordinación con la Policía Nacional, había articulado con Petroecuador el traslado de 17 tanqueros de diésel desde Shushufindi hasta el bloque petrolero ITT, para mantener la producción del sistema hidrocarburífero y evitar su colapso.

Sin embargo, mientras el convoy se trasladaba desde la refinería de Shushufindi hasta el bloque petrolero ITT, al llegar al sector denominado 18 de Noviembre, grupos armados bloquearon y atacaron con armas de fuego al personal militar y policial. Este ataque provocó un militar fallecido y 7 heridos pertenecientes al Ejército ecuatoriano; así como también 5 heridos de la Policía Nacional y la destrucción e incineración de una camioneta propiedad de Petroecuador.

Petroecuador informó, sin embargo, que el combustible sí llegó esta misma mañana al ITT. (I)