NOTICIAS

Publicidad

El exministro de Energía René Ortiz consideró que el desarrollo debe ser inclusivo y no sacrificar el ingreso petrolero. "No hay que ser más papistas que el papa", dijo. Foto: Patricia Sandoval

Publicidad

Actualizado el 

Un debate sobre la consulta popular para dejar el crudo del bloque Yasuní ITT en tierra, en la que hubo desacuerdos en las cifras de pérdidas y, en cambio, acuerdos en que se debe ir hacia una transición energética, e incluso se habló de la necesidad de ir pensando en las alternativas que debería tomar el país, en caso de ganar el Sí, se presentó este miércoles 2 de agosto por iniciativa de la Cámara de Comercio Franco-Ecuatoriana.

En el evento, el exministro de Energía René Ortiz; Santiago Caviedes, exviceministro de Economía, el académico Carlos Larrea y Mateo Villalba, expresidente del Banco Central, comentaron sus posturas acerca de la pregunta que deberán responder los ecuatorianos el próximo 20 de agosto durante la jornada electoral: “¿Está usted de acuerdo en que el Gobierno ecuatoriano mantenga el crudo del ITT, conocido como bloque 43, indefinidamente en el subsuelo?

Sobre el tema, el exministro René Ortiz advirtió que si llega a ganar el Sí en la consulta popular, seguramente se abrirá la puerta para otras demandas de que se termine la extracción petrolera en la zona donde también funcionan campos como el bloque 67, el 16 y el 31. Para Ortiz, existe un proyecto para terminar con la explotación petrolera y de gas a nivel general. Sin embargo, consideró que esa es una visión equivocada, pues en la visión actual del desarrollo no es lo óptimo solamente conservar la naturaleza y sacrificar la operación petrolera, lo cual causaría un efecto dominó en toda la operación. Se puede tener un desarrollo de tipo inclusivo, con las mejores prácticas ambientales para poder ir hacia una transición energética. En este sentido aseguró que la sola conservación es un despropósito e hizo un llamado a los ambientalistas a “no ser más papistas que el papa”.

Publicidad

Es que para el ministro, si bien en las cumbres ambientales a nivel mundial se ha hablado de bajar a cero las emisiones al 2030, ya se está viendo que será imposible cumplirlo. Esto, sobre todo por falta de recursos para hacerlo ya que se requieren de 6 a 7 trillones de dólares para esta transición y hasta el momento no se han concretado dichas inversiones. Se están empezando a repensar esas metas.

El ministro advirtió que los problemas de la contaminación ambiental y gases invernaderos no se resuelven dejando de producir el 0.0005 % de la producción mundial, que sería la producción del bloque ITT. Hizo caer en cuenta que los que más emisiones causan son los grandes países como China, EE. UU. y el bloque europeo. En cambio, Ecuador tiene una generación de electricidad limpia del 92,5 %.

Entre tanto, Carlos Larrea, catedrático universitario, comentó que el Yasuní es uno de los lugares de mayor diversidad del mundo y consideró, en cambio, que no hay tal beneficio económico ligado al petróleo, del que hablan quienes están a favor de que continúe la explotación. Además, explicó que las reservas petroleras son limitadas. En este sentido, Larrea también se mostró a favor de ir hacia una transición energética, pero explicó que para el 2027, Ecuador será un importador neto de petróleo. Aseguró que en el ITT, donde se obtiene una buena cantidad de agua, hay una tendencia a la declinación y el próximo año ya solo habrá 47.000 barriles, luego 37.000 y así en el tiempo.

Publicidad

Agregó que el presidente Emmanuel Macron, de Francia, ha hablado de la necesidad de conservar la naturaleza y que hay la posibilidad de abrir la cooperación mundial para países como los nuestros que buscan hacerlo. Por ejemplo, Brasil ha obtenido $ 1.200 millones para reducir la deforestación.

Entre tanto, Santiago Caviedes, exviceministro, sostuvo que lo que se dejaría de percibir si se deja de lado la operación del ITT serían unos $ 30.000 millones, tomando en cuenta las reservas que existen en el subsuelo. Ese tipo de recursos no son fácilmente reemplazables.

Publicidad

Y explicó que países desarrollados como Noruega están ampliando su frontera petrolera, pero han destinado esos recursos a la inversión en energía renovable. También aseguró que esos $ 30.000 millones significan muchos recursos para el Estado: son equivalentes a ocho años de gasto de salud, 22 años de gasto para seguridad ciudadana. En este sentido, consideró que dejar el crudo en tierra es “una solución muy costosa”.

Finalmente, Mateo Villalba hizo una serie de escenarios sobre el tema de las cifras y lo que dejaría de percibir el país en caso de que se dejara de explotar el ITT. Para Villalba, una cifra creíble sería $ 415 millones anuales. Además puso en duda los datos de Petroecuador que dicen que la extracción del crudo en el ITT está alrededor de $ 20. Para Villalba, una cifra más creíble sería los $ 35 que cuesta sacar un barril en un bloque contiguo. El experto consideró que sí será un problema fiscal importante, pero no llegará a afectar a la dolarización

Villalba dijo que la pregunta es incómoda tanto en el tema fiscal como para los ambientalistas, quienes están conscientes de que es una pregunta extemporánea, sin embargo, dijo que esto también revela un problema de institucionalidad. Además indicó que si las personas votan sí, deben hacerlo con responsabilidad y saber que habrá consecuencias a futuro en lo fiscal y que se deben tomar soluciones. Entre ellas, por ejemplo, sugirió subir impuestos a los más ricos, bajar los niveles de subsidios a los combustibles. Para Villalba, “hay una gran probabilidad que gane el Sí y se deben pensar en las opciones si esto sucede”.

Mientras, las campañas y eventos por el sí y el no continúan. Este miércoles 2 de agosto, la iniciativa ciudadana “Yasuní sí y punto” realizó en la Plaza San Francisco, en el centro de Guayaquil, el flashmob, un evento artístico en donde se presentó un baile y un jingle como parte de su campaña para promover el apoyo al “sí” en la consulta popular que se llevará a cabo el próximo 20 de agosto en Ecuador.

Publicidad

En la Plaza San Francisco de Guayaquil, se presentó el flashmob y baile como parte de la campaña que promueve el apoyo al "Sí" en la consulta popular del próximo 20 de agosto. Foto: JESUS ALAVA

Nahiara Morán, miembro de la organización Resiste Yasuní, indicó que el jingle y el baile serán lanzados oficialmente este jueves 3 de agosto, a las 10:00, en la cuentas oficiales de la campaña “Yasuní sí y punto”. Recordó que el videoclip oficial se grabó la semana pasada en todas las regiones del país: Amazonía, Sierra y Costa.

Explicó que el objetivo del video y del flashmob es mostrar la unidad entre regiones y la alegría de defender y proteger la vida de un lugar tan biodiverso y sensibles en términos de derechos humanos y colectivos como el Yasuní. Además, se refirió que si llega a ganar el Sí en la consulta “tienen que parar inmediatamente las operaciones y tienen un año plazo para retirar todas las maquinarias”. (I)

Publicidad

Publicidad

Publicidad

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad