El Fondo Monetario Internacional (FMI) dibujó este martes un escenario global más adverso de lo esperado con un freno en las principales economías del mundo, que arrastrará al resto del planeta, sin descartar que la coyuntura pueda empeorar y lleve a muchos países a la recesión.

El FMI presentó la revisión de sus previsiones económicas y calcula ahora que la economía mundial crecerá sólo el 3,2 % este año y el 2,9 % el que viene, 4 y 7 décimas, respectivamente, por debajo de su estimación de abril.

El organismo internacional publicó este martes su Informe sobre las Perspectivas Económicas Mundiales, en el que revisa las proyecciones que hizo en abril pasado, y señaló que Latinoamérica será de las pocas regiones que ve mejorada su previsión y que resiste por tanto a la inestabilidad de la economía mundial, fruto del conflicto contra Ucrania iniciado por Rusia en febrero.

Sin embargo, para 2023 la economía en Latinoamérica y Caribe crecerá medio punto menos de lo previsto, con sus dos principales economías, México y Brasil, registrando cifras inferiores a las de este año.

Publicidad

Recesión mundial

Para el Fondo, los tres motores económicos del mundo -Estados Unidos, China y la zona euro- se están "frenando" y eso esta teniendo ya "importantes consecuencias" para la economía mundial, según subrayó en rueda de prensa Pierre-Olivier Gourinchas, director del Departamento de Investigación del fondo.

Además, recalcó que los riesgos de los que alertaba en su informe de abril se han materializado ya y están afectando a la economía mundial: alza de la inflación, ralentización más larga y pronunciada de lo esperado de la economía de China y los efectos negativos de la guerra de Ucrania.

El FMI hace además cálculos con otro escenario mucho más adverso en el que imagina lo que puede pasar si los precios no se moderan, si hay una parada repentina del suministro ruso de gas a Europa, y si el endurecimiento de las condiciones financieras ahoga aún más las economías en desarrollo. Eso sin olvidar otro riesgo más, el de que la geopolítica impida un desarrollo normal del comercio mundial.

En ese caso, y si se materializaran estos riesgos, el Fondo calcula un crecimiento global inferior aún, del 2,6 % este año y sólo del 2 % en 2023, una cifra (esta última) que sólo se ha registrado en cinco ocasiones desde 1970, siempre durante las principales crisis: 1973, 1981, 1982, 2008 y 2020.

Publicidad

Latinoamérica resiste mejor

Latinoamérica es de las pocas regiones que ve mejorada la previsión del Fondo para este año, que se sitúa ahora en el 3 %, medio punto más, aunque empeora la de 2023, año en el que se calcula un avance del 2 %, medio punto menos.

En Brasil, la economía crecerá el 1,7 % este año, nueve décimas más, y el 1,1 % el que viene, tres décimas menos, mientras que el avance de México será del 2,4 % este año (cuatro décimas más) y del 1,2 % el que viene (1,3 puntos menos).

Inflación, abrumadora realidad

El FMI recalcó en cualquier caso que es la inflación el principal enemigo a batir.

"Hay una prioridad abrumadora, que es recuperar la estabilidad de precios en las economías avanzadas y también en los mercados emergentes (...) Los bancos centrales y los legisladores tienen que abordar realmente el problema y plantar la semilla para la futura estabilidad macroeconómica", dijo Gourinchas.

Publicidad

Añadió que la inflación en los niveles actuales presenta "un riesgo claro" para la estabilidad macroeconómica actual y futura y "devolverla a los objetivos de los bancos centrales debe ser por eso el objetivo de todos.

En sus cálculos, el Fondo cree que la inflación de las economías avanzadas estará en el 6,3 % este año (frente al 4,8 % proyectado en abril) y la de la zona euro calcula una inflación del 7,3 %, 2,9 puntos por encima de su anterior estimación.

Gourinchas señaló en varias ocasiones durante la rueda de prensa que esos riesgos están ahí e inclinan "abrumadoramente hacia abajo" las perspectivas.

Tres motores se resienten

Los tres motores de la economía mundial -Estados Unidos, China y la zona Euro- se están resintiendo más de lo previsto, según el FMI. Redujo así en cuatro y siete décimas la previsión que publicó en primavera, y revisó a la baja la evolución de los principales motores de la economía mundial y de prácticamente todas las grandes economías del planeta.

Publicidad

Estados Unidos, la mayor economía mundial, sufre una importante revisión en las previsiones del Fondo, que este organismo ya adelantó hace unos días: 2,3 % de crecimiento para este año y sólo el 1 % el que viene, 1,4 y 1,3 puntos menos que en sus estimaciones de abril.

Su gran competidora, China, crecerá el 3,3 % este año (1,1 puntos menos que los pronósticos de abril) y el 4,6 % el que viene (medio punto menos). Este es el crecimiento más bajo del gigante asiático en más de cuatro décadas, excluyendo el que registró al comienzo de la pandemia de coronavirus en 2020. (I)