El riesgo país del Ecuador bajó 334 puntos en los últimos diez días. Pasó de 1.600 puntos alcanzados el 15 de julio (durante las mesas de diálogo para buscar una pacificación del país) a 1.266 puntos este fin de semana. Los acercamientos del actual ministro de Economía y Finanzas, Pablo Arosemena Marriott, a los multilaterales así como el desarrollo de las mesas de diálogo podrían ser factores que hayan logrado esta baja. Si bien la reducción del indicador es pronunciada, aún no está en los niveles aceptables ni necesarios de riesgo país para el Ecuador.

El ministro de Economía, Pablo Arosemena, explicó este lunes 25 de julio en entrevistas radiales que justamente esta baja se debería a su acercamiento con los multilaterales. Recordó que cuando ganó el presidente Guillermo Lasso las elecciones en abril del 2021, el riesgo país bajó al menos unos 500 puntos, al pasar de 1.369 (8 de marzo) a 835 (13 de abril), en lo que se denominó el “efecto Lasso”. Esto, porque los mercados recibieron el mensaje de que el nuevo mandatario era confiable y que manejaría las finanzas de manera ordenada y sostenible. Pero tras el paro, el riesgo país subió incluso por encima de los niveles previo a elecciones.

Para el ministro Arosemena, llegar a los niveles por debajo de 800 puntos que se había mantenido durante este año demorará aún un tiempo: “construir es difícil, mientras que destruir es facilito”, dijo.

De acuerdo con Ramiro Crespo, presidente de Analytica Securities, el mercado se puso nervioso con la salida del ministro Simón Cueva y la llegada del ministro Pablo Arosemena, pero debido a una mala interpretación. Es que el mercado leyó que la salida de Cueva había sido porque no estuvo de acuerdo con los pedidos de los indígenas que generarían mayores gastos y que la llegada de Arosemena significaba que este sí estaba de acuerdo con mayor gasto. Sin embargo, la salida de Cueva ya estaba acordada con anterioridad, y la idea era que el ministro se quedase hasta el término de la cuarta y quinta revisiones del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Publicidad

“Cueva salió en los mejores términos del Gobierno”, dice Crespo. Asegura que el Gobierno tras poner la casa en orden ya se aprestaba a realizar los pagos e incluso mejorar la inversión en lo social. Entonces, agrega Crespo, Arosemena también va a respetar la prudencia fiscal. Es decir, sí van a darse mayores inversiones en lo social, pero esto no significa cambios que generen problemas en la política de gasto. Indica que es importante que la ciudadanía entienda que el Gobierno tiene una fuerte deuda adquirida sobre todo en el correato, producto del mecanismo que utilizó ese Gobierno para construir obras con endeudamiento, muchas de las cuales fueron mal hechas y con sobreprecio.

Considera que ahora el mercado está viendo que en las mesas de diálogo se puede llegar a mejores resultados que los que se esperaba, en la medida de que exista buena fe. Adicionalmente los viajes del ministro a Panamá y Washington han permitido un mejor conocimiento por parte de los multilaterales del ministro Arosemena.

Adicionalmente, para Crespo, el hecho de que Lasso no haya podido ser destituido por el mecanismo constitucional de la ‘muerte cruzada’, y que ya no pueden hacer uso de esta herramienta durante los próximos tres años, también genera mayor tranquilidad.

Entre tanto, el ministro Arosemena realizó una evaluación positiva de su visita a Panamá y Washington.

Publicidad

El ministro informó que se reunió con personeros del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Banco Mundial (BM), el Fondo Monetario, entre otros.

En Panamá firmó un convenio de capitalización por $ 7.000 millones para la CAF y del cual Ecuador es uno de los principales beneficiarios. También se reunió con Kristalina Georgieva, principal del FMI, que -según dijo- sirvió para afianzar las relaciones de financiamiento y cooperación en beneficio de los ecuatorianos.

Entre tanto, en la reunión con Maurucio Claver Carone, presidente BID, se reafirmó el apoyo del multilateral para la reactivación de pequeñas y medianas empresas, así como el desarrollo de proyectos de infraestructura y conservación.

En el Banco Mundial, el ministro tuvo dos encuentros importantes con su vicepresidente Jorge Famliar y con la directora de Políticas para el Desarrollo y Alianzas, Mari Erika Pangestu. Con ellos la conversación versó sobre el aprovechamiento en el mercado internacional de bonos temáticos y el levantamiento de fondos para la consolidación fiscal. (I)