El fantasma de los apagones se ha esfumado, al menos hasta agosto del 2024. La ministra de Energía, Andrea Arrobo, anunció el viernes pasado que se superó el estiaje y que se acabaron los apagones. La importante presencia de lluvias garantizaría que exista suficiente producción de energía hidroeléctrica.

La mejora en este campo es evidente si se toman en cuenta los últimos reportes del Cenace (Operador Nacional de Electricidad). En estos días ya se genera el 88 % de hidroelectricidad, mientras la térmica y otras no convencionales llegan al 22 %. En época de estiaje estos niveles de hidroelectricidad bajaron hasta 60 %.

Sin embargo, expertos aconsejan a las autoridades “no dormirse en los laureles”, pues el próximo estiaje está a la vuelta de seis meses y se espera que el problema no se repita. Octubre del 2023 será recordado por haber vuelto a apagones de hasta cuatro horas diarias, durante la administración del expresidente Guillermo Lasso, se suspendieron en varias ocasiones y la última vez que los hubo fue el 15 de diciembre.

Publicidad

Sobre el tema, Fernando Salinas, experto en temas energéticos, explica que las autoridades no deberían confiarse de que hasta agosto no habrá apagones, porque actualmente el patrón climático ha cambiado y no se descarta que haya sorpresas. Por ejemplo, se esperaba que el estiaje dure hasta marzo y en realidad duró solo hasta diciembre. El problema es que nuestro sistema eléctrico es dependiente de la hidroelectricidad, que es vulnerable cuando no hay lluvias ya que no existen grandes embalses de almacenamiento.

En este sentido, recomienda hacer, desde ya, un esfuerzo para diversificar en el mediano plazo el mix energético del país. Significa que haya más opciones de energía solar, eólica y una reserva importante de la energía térmica. Recuerda que actualmente ha habido varios procesos que se han caído (contratación de barcazas u otras soluciones en tierra). Explica que es necesario contratar energía térmica adicional emergente. Asegura que es importante hacerlo en modalidad de contratos a largo plazo para evitar la volatilidad de los precios.

Apagones en un vaivén y a expensas de las lluvias

Además menciona que una compra de motores Hyundai que se contrató por parte de Celec y de la que ya se pagó un 40 % hasta el momento no se concreta.

Publicidad

Fueron 32 motores comprados antes del estiaje. Debían llegar en diciembre y enero. Pero de lo que se conoce solo han llegado ocho hasta la fecha y no funcionan aún. José Alvear Campodónico, experto en temas energéticos, puso una denuncia contra Gonzalo Uquillas, exgerente de la Corporación Eléctrica del Ecuador (Celec), por la compra y cuenta que la Contraloría también está siguiendo el tema. Los motores se contrataron en $ 65 millones a un intermediario, lo que representaría unos $ 27 millones de sobreprecio. Alvear dice, además, que pedirá a la Fiscalía que se haga un peritaje en administración pública y otro en tema de mercado para demostrar que en este caso hubo peculado y sobreprecio.

Sobre el anuncio de las autoridades de que ya no habrá apagones no ve mérito, pues en marzo siempre se terminan los apagones. Sin embargo, sí advierte que desde ya la ministra de Energía, Andrea Arrobo, debería estar buscando garantizar energía con contratos beneficiosos para el país. Por ejemplo, dice que debería buscar acuerdo para firmar contratos a largo plazo con proveedores de Colombia, para evitar los incrementos de precios en el mercado spot. Los contratos a largo plazo podrían generar electricidad a 8 centavos el kilovatio hora.

Publicidad

Sin embargo, lamenta que de información que él ha recibido la ministra estaría negociando traer las famosas barcazas que nos darían electricidad a 25 centavos el kilovatio hora.

Además considera que el Gobierno para garantizar una mejor generación, transmisión y distribución eléctrica a futuro:

  • Debe dejar sentadas las bases para llamar a licitaciones de proyectos de energía.
  • Cerrar el fideicomiso para Villonaco y El Aromo.
  • Licitar la construcción de la hidroeléctrica Santiago y los dos proyectos de ciclo combinado.
  • Repotenciar Termogás Machala y licitar Campo Amistad.
  • Trabajar en la transmisión de energía para el sector camaronero, el minero y el sector nororiental de la Amazonía en los campos petroleros.

Para Alvear, la medida más urgente por tomar es ir hacia una transición energética utilizando gas natural, menos contaminante y más barato.

El mismo viernes que se anunció el fin de los apagones, el Gobierno presentó el nuevo mapa fotovoltaico del Ecuador, que es una suerte de actualización del atlas de generación fotovoltaica que ya existía desde hace varios años. Este tema puede ayudar a que inversores de energía renovable puedan evaluar la posibilidad de invertir en proyectos en el país. Sin embargo, estos son de largo aliento, no de ejecución inmediata como para apoyar el próximo estiaje. (I)

Publicidad