La presidenta de la Comisión de Régimen Económico, Mayra Pazmiño (PK), en entrevista radial, aseguró que el informe favorable sobre la proforma presupuestaria 2021 y la programación cuatrianual 2021-2024, emitido desde la propia Comisión el viernes pasado y que se conocerá esta semana en el pleno de la Asamblea, seguramente será rechazado.

Dijo que una vez que esto suceda, se presentará otra moción en la que ella misma –si se le otorga la palabra- pedirá que se devuelva la proforma, para que el Ejecutivo subsane una serie de inconsistencias que, a su parecer, tiene el documento.

Las declaraciones las hizo ayer, luego que el viernes por la noche, en una accidentada sesión se aprobó un informe alternativo que fue presentado por el asambleísta Diego Ordóñez (CREO). Dicho informe se aprobó con cuatro votos de CREO y uno del PSC, después de que el informe de Pazmiño no obtuviera los votos suficientes.

Sin embargo, tras esa aprobación las bancadas del socialcristianismo y de UNES (correísmo) indicaron que rechazarán la proforma. Igualmente, el coordinador nacional de Pachakutik, Marlon Santi, anunció previamente que se opondrían al presupuesto y otras posibles reformas. Ayer por la tarde la bancada legislativa de esa tienda política iba a reunirse y a tener su propio pronunciamiento, pero Pazmiño dio por descontado que será coincidente con el del coordinador nacional.

Publicidad

De acuerdo con el asambleísta Diego Ordóñez (CREO), los representantes del Partido Social Cristiano (PSC) están confundidos sobre el tema de la aprobación del informe, pues asegura que este fue consensuado con Johnny Terán, miembro de esa bancada. En este informe se incluyeron planteamientos del propio Terán. En este sentido, dijo que la declaración de que “se les olvidó decirle a su representante cuál es la línea” no tiene sustento.

Sobre el tema, Johnny Terán, el asambleísta de PSC que votó a favor del informe del Gobierno, explicó que lo hizo porque consideró que el primer informe de la Comisión tenía sesgo político y además solo recogía tres de las nueve observaciones que él había hecho a la proforma. En cambio, el informe de la bancada de CREO recogía las nueve observaciones por él presentadas. Explicó que no hubo una comunicación oportuna con su bancada y que de todas maneras votará como lo indique su partido.

Sobre la reacción opositora del correísmo y de Pachakutik, Ordóñez dijo que era previsible. En todo caso recordó que este informe no es vinculante y que la Asamblea no puede negar la proforma. Para Ordóñez, el escenario posible sería que el pleno devuelva la proforma con una serie de observaciones y que en diez días el Ejecutivo responda a las inquietudes.

Sin embargo, difícilmente el Ejecutivo recogerá las observaciones pues se conoce desde ya que su lectura es distinta, al menos en ciertos casos muy puntuales.

Es que una de las observaciones de la asambleísta Pazmiño es que no se ha presentado el Plan Nacional de Desarrollo. Ella se basa en el artículo 294 de la Constitución, que indica que “la Función Ejecutiva elaborará cada año la proforma presupuestaria anual y la programación presupuestaria cuatrianual. La Asamblea Nacional controlará que la proforma anual y la programación cuatrianual se adecuen a la Constitución, a la ley y al Plan Nacional de Desarrollo y, en consecuencia, las aprobará u observará”.

Sin embargo, en el artículo 15 de la ley de Reordenamiento de las Finanzas Públicas de julio del 2020, se indica que en el año que se posesiona el presidente o presidenta de la República hasta que se apruebe el Plan Nacional de Desarrollo, y simultáneamente la programación fiscal plurianual y anual de inicio de gestión del Gobierno, regirá la programación fiscal plurianual y anual aprobada y actualizada en el año anterior.

Además existe una diferencia de criterios sobre la inflación. En los supuestos macroeconómicos se establece que la inflación promedio será de -0,05 %. Pero de acuerdo con el informe de Pazmiño esto no sería coherente si se toma en cuenta que al momento existe una inflación acumulada de más de 1,28 % (hasta agosto). Desde el bloque de CREO ya se ha indicado que ambos indicadores no son comprables. La asambleísta Pazmiño también observa que no se habría cumplido con el incremento del 0,5 % para salud. El problema en este punto es frente a qué se compara el 5 %. El artículo 24 de la Ley Orgánica de Ordenamiento de las Finanzas Públicas que reformó el artículo 107 del Código Orgánico de Planificación que habla de los presupuestos prorrogados indica que hasta que se apruebe el Presupuesto General del Estado del año en que se posesiona la o el presidente de la República regirá el “presupuesto codificado al 31 de diciembre del año anterior”. Por ello se hace la comparación con ese y no con el inicial.

La Constitución, entretanto, indica que en caso de observación a la proforma o programación por parte de la Asamblea Nacional, la Función Ejecutiva, en el plazo de diez días, podrá aceptar dicha observación y enviar una nueva propuesta a la Asamblea Nacional, o ratificarse en su propuesta original. La Asamblea, en los diez días siguientes, podrá ratificar sus observaciones, en un solo debate, con el voto de dos tercios de sus integrantes. De lo contrario, entrarán en vigencia la programación o proforma enviadas en segunda instancia por la Función Ejecutiva.

Hasta ayer por la tarde la presidenta de la Asamblea, Guadalupe Llori, no había convocado aún a la sesión para el único debate de la proforma 2021.