Que ya no quieren diálogo sino decisiones fue el clamor de los arroceros durante la denominada Jornada nacional de lucha unitaria, que se inició a las 06:00 en las provincias de Guayas, Los Ríos y Manabí.

Una movilización organizada por el Frente Nacional Agropecuario por la Soberanía Alimentaria del Ecuador (Fenasae), integrado por sectores ganaderos, lecheros, maiceros, arroceros, entre otros.

Con quema de llantas, ramas, piedras y sacos de arroz bloquearon los accesos a Samborondón, Salitre, Santa Lucía. En una de las vías más usadas como la T de Salitre hubo más de cien agricultores protestando con machete en mano.

Vías cerradas por protesta de arroceros en Guayas, Manabí y Los Ríos

“Se ve, se siente, el agricultor está presente”, decían los productores de la Federación de Afiliados al Seguro Social Campesino.

Publicidad

Uno de los integrantes, Eduardo Aveline, dijo que ya no quieren dialogar con el Gobierno. “No queremos dialogar con representantes, que venga el ministro (de Agricultura, Pedro Álava) si es posible. Estamos desesperados”, apuntó.

Aveline afirmó que no se respeta el precio de sustentación de la gramínea fijado vía decreto de $ 30 para la saca de arroz cáscara de grano corto y $ 32 para la saca de arroz cáscara de grano largo. Expresó que las piladoras cancelan menos.

Con esto concordó Mariana Barzola, integrante de la Federación Nacional de Campesinos Indígenas del Litoral, quien estaba concentrada junto a más de 300 agricultores en el recinto El Limonal. “Las piladoras de arroz no están pagando los $ 30 ni los $ 32, por último están comprando a $ 18, $ 20 y $ 22″, reprocha Barzola, y agrega que trabajan a pérdida por los altos costos de los insumos.

Por ejemplo, que el saco de urea de encuentra entre $ 25 y $ 36. “Nos están poniendo más trabas, ahora las piladoras compran solo lunes, martes y miércoles. También nos están pidiendo RUC, no es justo para el pequeño agricultor”, señaló.

Las concentraciones no solo abarcaron las principales vías en los recintos Petrillo, La Valvidia, Limonal, en el redondel de Samborondón. Así también lo fue en caminos más pequeños como en el sector Los Tintos.

Estas movilizaciones no frenarán, aseguró Luis Pilalot, coordinador nacional de la Federación Nacional de Asegurados al Seguro Social Campesino (Feunassc).

Publicidad

Agricultores y maestros vuelven este lunes a las movilizaciones por el precio de productos y de los combustibles

Él estaba junto a más de 400 o 500 agricultores en Petrillo, donde estaba bloqueado el acceso. Había una fila de camiones y vehículos esperando. De hecho, ciudadanos se bajaban de los buses interprovinciales y caminaban con sus maletas como le pasó a Milena Murillo, que venía desde el Oriente y tuvo que bajarse en Quevedo. Desde allí cogió varias tricimotos, por cada viaje pagó $ 5.

Esta acción de protesta, con paralización al tránsito, prevé repetirse en la marcha convocada por el Frente Unitario del próximo 26 de octubre. Y de no haber respuesta inmediata, se volverán a concentrar el 15 de noviembre. Esa fecha, indicó Pilalot, será la movilización más fuerte.

Pilalot refirió que los altos precios de los insumos golpean más. Por ejemplo, contó que el saco de urea está en $ 35, antes se ofertaba en $ 22. Así también, apuntó que el valor de los combustibles los deja “en decadencia”.

Los manifestantes afirmaron que no se quedarán tranquilos hasta que se derogue el decreto que alza el precio de combustibles y que se establezca o se respete el valor de sustentación de la gramínea. Además, exigen el cumplimiento de la oferta de campaña del presidente Guillermo Lasso de otorgar créditos al 1 % de interés a 30 años plazo. (I)