Cada binomio presidencial podría gastar hasta $ 5' 2 millones -de fondos privados- en su campaña electoral, en las elecciones de Presidente de la República, asambleístas y parlamentarios andinos que se realizarán el 7 de febrero del 2021.

La cifra es el estimado que maneja el Consejo Nacional Electoral (CNE), y que se expuso en el tercer consejo consultivo que se realizó con más de una docena de organizaciones políticas este lunes.

El artículo 209 del Código de la Democracia establece que este valor se obtiene de la multiplicación del número de electores (13 128 829 previsto para estas elecciones) por $ 0, 40 centavos, cuyo resultado asciende a los $ 5 ' 251 531.

Por ello, cada binomio presidencial que participe, podrá invertir ese monto de fondos privados para promocionar su candidatura, excepto en propaganda en medios de comunicación. En el caso de una segunda vuelta, se estima el límite del gasto en $ 2'100 612.

Publicidad

Para la campaña electoral con fondos privados, los candidatos a asambleístas nacionales podrán invertir $ 3' 938 648; y para parlamentarios andinos, $ 1' 3112 882.

El cálculo corresponde a la posibilidad de que se presenten doce candidaturas presidenciales, por la presencia de 23 organizaciones políticas habilitadas para participar.

En las elecciones para las mismas dignidades que se realizaron en el 2017, el monto era de $ 1' 922 504 para candidatos a Presidente de la República; para los parlamentarios andinos, $ 640 834; y, asambleístas nacionales, $ 1' 922 504.

En la exposición de los funcionarios electorales, se informó que para el Fondo de Promoción Electoral (FPE), que es un valor que asigna el Estado para la promoción en medios de comunicación, el monto esbozado asciende a los $ 42' 843 018.

No obstante, por la crisis económica y la emergencia sanitaria por el COVID-19, el Consejo analiza aplicar 'alternativas' de reducción en su asignación, que van entre el 10%, 30%, 50%, 70%.

Por ejemplo, si el CNE decide aplicar la reducción de este rubro para las organizaciones políticas y para todas las dignidades de elección popular:

Publicidad

  • con una reducción al 10% del fondo, recibirían $ 4' 284 302
  • al 30%, $ 12' 852 905
  • al 50%, $ 21' 421 508
  • al 70%, $ 29' 990 111; y,
  • si aplican la asignación del porcentaje máximo, el fondo será de $ 42' 8 millones que deberá entregar el Estado.

Geovanni Atarihuana, director nacional del partido Unidad Popular (UP) pidió que haya "equilibrio" para realizar ajustes en el fondo, y que se analice reducir solo un 20% del total, porque "si es más alto (la reducción) se legislará a favor de las candidaturas con posibilidades económicas multimillonarias. "No queremos que las chequeras pongan presidente y asambleístas", dijo.

El político pidió al CNE que controle el gasto electoral de $ 5 millones para evitar el "clientelismo político" porque en época de campaña se entregan "dádivas".

"Las fuerzas políticas que ahora son muy generosas en decir que no necesitan el fondo de promoción, es porque van a tener facilito $ 5 millones, y la promoción para las organizaciones populares... Va a ser una injusticia", acotó Atarihuana.

Diego Almeida, dirigente de la Izquierda Democrática (ID) también cree que deben implementarse mecanismos de control al gasto; al igual que Cecilia Velasque, subcoordinadora de Pachakutik (PK) que exhortó al Consejo a que se haga "control y veeduría", para evitar sucesos como el Caso Sobornos 2012-2016, ejemplificó.

En el cónclave, que se desarrolló de forma virtual, se expuso también la elaboración del reglamento de promoción electoral y de encuestas a boca de urna, para que los sujetos políticos presenten sus propuestas y observaciones. (I)