A los tres de cuatro años de mandato, el gobierno del presidente Lenín Moreno tiene previsto lanzar, en estos días, una propuesta para combatir la corrupción que consiste en un sistema de "compra unificada" por sectores, para tener mayor capacidad de seguimiento y control en los procesos precontractuales y contractuales en el sector público, como una medida contra la corrupción.

De llegar a concretarse, esta propuesta tardaría en implementarse varios meses, pues Juan Sebastián Roldán, secretario de la Presidencia, especificó que se requiere de reformas legales en al menos siete leyes, es decir, es una iniciativa que el presidente Moreno debe enviar a la Asamblea y que esta debe tramitar con los plazos y pasos previstos en la Constitución y la Ley Orgánica de la Función Legislativa.

Esto es: calificación del Consejo de Administración Legislativa (CAL), envío a una Comisión Legislativa, elaboración del informe para primer debate, debate en el Pleno, elaboración del informe para segundo debate, debate en el Pleno y aprobación. La propuesta modificada vuelve al Ejecutivo para aprobación o veto y nuevamente regresa a la Asamblea para un pronunciamiento final, antes de su publicación en el Registro Oficial.

"Tenemos que hacer una corrección estructural, no podemos tener 700 instituciones comprando, ese es un problema, es momento de lanzar una compra unificada por cada sector: el Instituto de Seguridad Social de las Fuerzas Armadas (Issfa), el Instituto de Seguridad Social de la Policía (Ispol), el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) y Salud Pública tienen que hacer compras unificadas de los temas más importantes", dijo el secretario general de Gabinete de la Presidencia, Juan Sebastián Roldán, esta mañana, en Ecuavisa.

Roldán aseguró que así se garantizaría que haya veedurías y el seguimiento suficientes para evitar actos de corrupción.(I)