Instagram ha anunciado cambios en su plataforma con los incrementar la seguridad de los usuarios más jóvenes, que suponen la configuración de una cuenta nueva como privada por defecto y la implementación de una tecnología con la que detener las interacciones no deseadas con adultos.

La compañía tecnológica defiende que las cuentas privadas son la mejor opción para los usuarios más jóvenes, ya que evitan que tengan interacciones con adultos que no conocen o con quienes no quieren tener contacto.

Por ello, desde esta semana, y a nivel global, la plataforma hará que las nuevas cuentas de los usuarios menores de edad sean privadas por defecto (en lugar de darles la opción de elegir entre pública o privada, como hasta ahora).

En concreto, desde Instagram explican que la configuración de cuenta privada obliga a las personas a seguir esta cuenta para poder ver los contenidos que comparte, también en las Historias y los videos de Reels, aunque no podrán dejar comentarios y tampoco verán el contenido en sugerencias de Explora o ‘hashtags’.

Publicidad

A los usuarios más jóvenes que ya tengan una cuenta en Instagram y sea pública, la plataforma mostrará una notificación donde informará de las ventajas de tener una cuenta privada y de la configuración de privacidad.

Pese al cambio, la compañía seguirá permitiendo que los usuarios elijan el tipo de cuenta que quieren tener. “Seguiremos dando a los jóvenes la posibilidad de cambiar a una cuenta pública o de mantener su actual cuenta como pública si así lo quieren”, aseguran en un comunicado.

Por otra parte, la compañía también ha introducido novedades para evitar que determinadas cuentas de adultos puedan interactuar con los usuarios menores de edad en Instagram.

Más de la mitad de menores que bloquearon a acosadores en redes sociales volvieron a ser contactados por ellos, indica estudio

"No podía prepararme para el odio que encontré en internet" el testimonio de la protagonista de "Yo nunca", y otras jóvenes sobre el acoso en internet

La plataforma puede identificar aquellas cuentas de usuarios adultos que muestran un “potencial comportamiento sospechoso”, por ejemplo, porque ya han sido bloqueados o denunciados por usuarios menores.

Con una nueva tecnología, estos adultos encontrarán limita su interacción con los menores. Así, no podrán ver cuentas de menores en las recomendaciones de cuentas, Explora y Reels. Tampoco podrán seguir las cuentas de los más jóvenes aun si los localizan a través de sus nombres de usuario, ni acceder a los comentarios que éstos dejen en otras publicaciones ni escribirles comentarios.

Estos cambios se implementarán primero en Estados Unidos, Australia, Francia, Reino Unido y Japón, y más adelante se extenderán a otros países. (I)