El reencauche de llantas puede aportar de manera importante a la economía y ambiente de un país, sin embargo, es una actividad poco aprovechada. En Ecuador se vive la misma realidad, la industria de reencauche es menor.

De acuerdo a cifras oficiales, actualmente existen apenas 14 empresas reencauchadoras registradas y certificadas en el Ministerio de Producción (a julio de 2021). Aunque no existen cifras globales que muestren su impacto social y económico, éstos son palpables y están a la vista gracias a la experiencia de otros países y a los resultados obtenidos en casos particulares como es el caso de Automundial.

A continuación daremos una breve mirada al respecto, con el objetivo de promover una cultura de reencauche que aporte al desarrollo del país, con la colaboración de Automundial.

Favorece a la economía circular

El país de fabricación también figura en el flanco de la llanta. Foto: Shutterstock

Los neumáticos pueden tener un ciclo de vida de más de mil años y cuando se abandonan causan un gran impacto al ambiente debido a que no se degradan. Además, presentan un elevado riesgo de incendio. Es así que el reciclaje de neumáticos y su reutilización mediante el renovado o reencauche de llantas es un gran ejemplo de economía circular.

Publicidad

Preserva el ambiente al reducir la contaminación por residuos de llantas usadas

Guayaquil, agosto 18 de 2021.- Productos hechos con llantas recicladas se exponen en Guayarte. Foto Carlos Barros / El Universo. Foto: El Universo

Las prácticas del proceso de reencauche aportan a la reducción del efecto invernadero, ya que disminuyen los residuos de las llantas usadas al reutilizar los neumáticos para darles una nueva vida útil. Según un estudio de la Asociación Colombiana de Reencauchadores de Llantas y Afines en donde participó Automundial, se puede obtener una reducción cercana al 40% de los residuos sólidos aportados a los desechos por cada llanta que se reencauche (renovado) por lo menos una vez.

Además, el reencauche reduce el impacto visual relacionado a la disposición final del uso de llantas y mitiga el uso irracional de los recursos naturales no renovables.

Reduce los costos a los transportistas

Imagen referencial. Foto: Carlos Barros

Favorece a la economía de los transportistas, ya que la vida útil de un neumático reencauchado es muy acorde a uno nuevo y su costo es mucho menor (aproximadamente entre el 45% al 55% del precio de un neumático premium). “Para tener un beneficio real, el neumático debe ser aprovechado y por lo tanto ser reencauchado el número de veces que su carcasa lo permite. Solo así se logra reducir significativamente los costos operativos de los transportistas. Además, el uso de neumáticos reencauchados es positivo y seguro, debido a los altos estándares de calidad requeridos durante su proceso”, explica Jose Miguel Carreira, Gerente General Grupo Empresarial Automundial.

Disminuye el consumo de agua

Según estimaciones globales, la producción de una llanta nueva demanda alrededor de 2 m3 de agua por tonelada, mientras que en el proceso de reencauche, el uso de este recurso se reduce a 0.35 m3 por tonelada.

Contribuye al ahorro de energía

En el proceso de reencauche también se puede disminuir el 72% en kw/hr. el consumo de energía.

Genera empleo y recursos económicos

Foto: Cortesía: Automundial

Las inversiones de las empresas reencauchadoras generan un gran impacto a la economía del país, ya que se traduce en la generación de fuentes de empleo y en la reactivación de su cadena de valor. Por ejemplo, solo en el caso de Automundial, que invirtió alrededor de 120 mil dólares en la remodelación de su planta de producción, ubicada en Quito, generando 20 empleos directos adicionales. (I)