En el momento de hacer ejercicio existen varios mitos. Esta afición por el ejercicio físico o por bajar de peso de forma acelerada conlleva cierto riesgo si no se practica correctamente, especialmente por la difusión de ideas y teorías sin fundamento científico.

1. Más sudor no es más calorías

“Cuanto más sudas, más deshidratación, lo que conlleva una pérdida del rendimiento del 30 %”, indica el preparador físico Germán López. Muchas personas creen que al sudar se consigue adelgazar; pues, bien: es totalmente falso.

2. Por las mañanas se queman más calorías que por la tarde

Publicidad

Es falso, quemamos las mismas calorías hagamos deporte por la mañana, por la tarde o por la noche.

3. Calentar siempre es bueno

Estirar siempre es bueno según en las condiciones en las que se haga. “Antes de hacer ejercicio no hay que estirar en frío, sino calentar”, aclara el entrenador personal Marcos Aranda, con esto se refiere a correr a baja intensidad o hacer ejercicios de movilidad para preparar el músculo.

4. Si haces ejercicio puedes comer lo que quieras

Hacer ejercicio no significa empezar a comer lo que sea sin miedo a engordar. Aunque se realice deporte, si se ingieren más calorías de las que se queman, el peso subirá.

5. Cualquier deporte es bueno

Sí y no. Ningún deporte es malo, pero sí es cierto que hay deportes más recomendados que otros, sobre todo cuando se llega a cierta edad o se tienen ciertas patologías.

6. El músculo se convierte en grasa si dejas de practicar ejercicio

Es totalmente falso por la sencilla razón de que la grasa y los músculos pertenecen a tejidos distintos. El sitio especilizado Entrenamiento señala que es imposible que un tejido se convierta en otro, pues grasa es grasa y músculo es músculo, ambos son tejidos completamente diferentes. (I)