El eucalipto es conocido popularmente debido a sus propiedades medicinales, que varían desde remedios para la gripe hasta aromaterapia para reducir el estrés. Allí es donde le damos la bienvenida a esta planta, al momento en el que nos duchamos, ya que brinda un aroma agradable al espacio y cuenta con varios beneficios para su salud.

Existen varias formas de aprovechar sus atributos e incorporarlos en la rutina del día a día, asegura el médico Leonardo Biolatto. Puede ingerirla como infusión, realizar vaporizaciones o colgar algunas ramas en la ducha. En esta última, el vapor da la mano a que los aceites contenidos en el eucalipto se activen y liberen en el aire. Pero... ¿para qué podrían servir?

Mitigación del dolor

Imagen: pexels

El eucalipto parece tener beneficios para aliviar el dolor. Así lo señala un ensayo clínico de Evidence-Based Complementary and Alternative Medicine, en el cual la planta fue útil para los pacientes con dolor sometidos a una operación de reemplazo de rodilla.

Aunque faltan evidencias que lo respalden, se dice que el ambiente cálido y húmedo que se crea al tener eucalipto en la ducha es idóneo para realizar los estiramientos necesarios después de las rutinas de ejercicio.

Publicidad

Cuenta con un efecto relajante

Como dato extra, las duchas vienen mejor en momentos específicos del día, aseguran expertos consultados por la revista 'Best Life'. Foto: Pexels

Según estudios, el olor del eucalipto contribuye a reducir la tensión en algunas personas. Una investigación de Evidence-Based Complementary and Alternative Medicine señala que el eucaliptol, una sustancia presente en esta planta, podría contribuir a disminuir la ansiedad. Por eso, si necesitas relajarte, tener eucalipto en la ducha sería una buena idea.

¿Sinusitis?

La hoja de eucalipto contiene sustancias químicas que podrían ayudar a controlar el azúcar en la sangre, señalan expertos. Foto: Pixabay

La sinusitis es una afección muy común, que se presenta por la inflamación de los senos paranasales debido a la presencia de bacterias. Existen varias maneras de tratarla; desde analgésicos de venta libre hasta intervenciones quirúrgicas.

Sin embargo, si los síntomas no representan una molestia mayor, se puede recurrir a los beneficios del eucalipto. De acuerdo a una publicación de Acta Otorhinolaryngologica Italica, sus propiedades antiinflamatorias, antisépticas y descongestionantes son útiles contra la sintomatología de esta condición.

La piel y el eucalipto

El sudor, el maquillaje y la contaminación del medio ambiente pueden hacer que la piel pierda su hidratación y su brillo natural. El vapor ayuda a mejorar estas condiciones, ya que dilata los poros y remueve las células muertas.

En lo que respecta al eucalipto, un estudio de International Journal of Cosmetic Science sugiere que esta planta aumenta la producción de ceramidas, unos lípidos esenciales para mantener la salud cutánea en óptimas condiciones.

En combate con el resfriado

Durante años, el eucalipto se ha utilizado para disminuir los síntomas de la gripe y mejorar los problemas de las vías respiratorias. Según una investigación publicada en Cough Journal, el eucaliptol, también conocido como cineole, sería el responsable de tener estas propiedades.

En particular, sus compuestos volátiles disminuyen la congestión e irritación en pacientes con problemas respiratorios. Además, calma la tos en la bronquitis, en apenas 4 días de uso. Sin embargo, es solo un coadyuvante, no un tratamiento de primera elección. (F)