Los vegetales proporcionan nutrientes vitales para la salud y el mantenimiento del cuerpo, por lo que son alimentos muy importantes para nuestra dieta.

La cebolla, además de brindar sabor en numerosos platos, es uno de esos vegetales que contiene varias vitaminas y minerales que ayudan a nuestra salud de muchas maneras.

Este alimento contiene azúcar natural, vitaminas A, B6, C y E, minerales como sodio, potasio, hierro y fibra dietética, y es una buena fuente de ácido fólico, de acuerdo a BBC Good Food.

A continuación, presentamos cuáles son los beneficios de este ingrediente muy usado en la cocina ecuatoriana.

Publicidad

1. Ayuda a controlar el azúcar en la sangre

Comer cebollas puede ayudar a controlar el azúcar en la sangre, lo cual es especialmente importante para las personas con diabetes o prediabetes.

Un estudio elaborado con 42 personas con diabetes tipo 2 demostró que comer 100 gramos de cebolla roja fresca redujo los niveles de azúcar en sangre en ayunas en aproximadamente 40 mg/dl después de cuatro horas.

Además, los compuestos específicos que se encuentran en las cebollas, como la quercetina, poseen efectos antidiabéticos.

De acuerdo a un artículo publicado en la revista científica Current Medicinal Chemistry, la quercetina interactúa con las células del intestino delgado, el páncreas, el músculo esquelético, el tejido graso y el hígado para controlar la regulación del azúcar en sangre en todo el cuerpo.

2. Puede mejorar la salud digestiva

Las cebollas son una rica fuente de fibra y prebióticos, que son necesarios para una salud intestinal óptima. Los prebióticos son tipos de fibra no digeribles que son degradados por la flora intestinal.

Las bacterias intestinales se alimentan de prebióticos y crean ácidos grasos de cadena corta, incluidos acetato, propionato y butirato.

Publicidad

Investigaciones científicas han demostrado que estos ácidos grasos de cadena corta fortalecen la salud intestinal, aumentan la inmunidad, reducen la inflamación y mejoran la digestión.

Una dieta rica en prebióticos puede ayudar a mejorar la absorción de minerales importantes como el calcio, que puede mejorar la salud ósea, según describe el sitio especializado Healthline.

La salud del aparato digestivo y microbiota según la alimentación

3. Tiene propiedades antibacterianas

Las cebollas pueden combatir bacterias peligrosas, como el Escherichia coli (E. coli) y el Staphylococcus aureus (S. aureus).

La quercetina, el antioxidante que se encuentra en las cebollas, es responsable de este beneficio para combatir las bacterias. Según un estudio realizado en Corea del Sur, el crecimiento de las bacterias Helicobacter pylori (H. pylori) y el Staphylococcus aureus, resistente al antibiótico meticina, se inhibió cuando se combinaron con quercetina extraída de cebollas amarillas.

4. Contiene compuestos que combaten al cáncer

Comer verduras del género Allium como el ajo y las cebollas se ha relacionado con un menor riesgo de ciertos cánceres, como el de estómago y el de colon.

Una revisión de 26 estudios mostró que las personas que consumían la mayor cantidad de vegetales allium tenían un 22% menos de probabilidades de ser diagnosticadas con cáncer de estómago que aquellas que consumían la menor cantidad.

Asimismo, otro artículo de revisión de 16 estudios en 13.333 personas demostró que los participantes con la mayor ingesta de cebolla tenían un riesgo 15% menor de cáncer colorrectal en comparación con aquellos con el consumo de este vegetal más bajo.

7 alimentos que te ayudan a prevenir el cáncer

5. Ayuda a la salud del corazón

Las cebollas contienen antioxidantes y compuestos que combaten la inflamación, disminuyen los triglicéridos y reducen los niveles de colesterol, lo cual puede reducir el riesgo de sufrir una enfermedad cardíaca.

Sus potentes propiedades antiinflamatorias también pueden ayudar a reducir la presión arterial alta y proteger contra los coágulos de sangre, según describe Healthline. (I)