El jugo de limón es usado en la medicina tradicional como diaforético y diurético, para hacer gárgaras, loción y tónico. La sal es indispensable para el cuerpo, al igual que el agua y el oxígeno son necesarios para funcionar normalmente. Sin embargo, el exceso puede causar estrés al corazón. La pimienta negra también se ha utilizado como medicina tradicional durante mucho tiempo.

Los beneficios y usos de la cáscara de limón

Por lo tanto, esta combinación puede ayudar a combatir las siguientes dolencias:

Dolores de garganta

Estos alimentos contienen propiedades antisépticas y antimicrobianas. Puedes deshacerte de este dolor agregando una cucharada de jugo de limón fresco, media cucharadita de pimienta negra y una cucharadita de sal a un vaso de agua tibia y haciendo gárgaras con el líquido. También tiene un efecto antiinflamatorio y analgésico que podría mitigar el dolor y la sensación de malestar, según un artículo publicado en la revista International Journal of Food Microbiology.

Ayuda a calmar el dolor de las llagas

Para combatir las úlceras bucales, hay que colocar una cucharada de sal en un vaso de agua tibia y revolver, luego enjuagarse la boca con esto tres veces al día. Así las úlceras desaparecerán pronto.

Estos tres ingredientes combinados ayudan a eliminar los cálculos biliares

Los cálculos son unos depósitos duros que se pueden formar en la vesícula biliar. Suelen bloquear los conductos biliares y producir un dolor punzante e intenso. Según un artículo publicado en la revista Europena Journal of Clinical Nutrition, combinando estas tres partes en un vaso y bebiendo la mezcla a veces puede hacer que los cálculos biliares se muevan.

Diez remedios naturales con limón efectivos para el hogar

Es excelente para las náuseas

El malestar estomacal se puede aliviar con pimienta negra, mientras que el limón detiene las náuseas. Por lo tanto, mezcla una cucharada de jugo de limón y una cucharada de pimienta en un vaso grande de agua tibia y bébelo poco a poco con pequeños sorbos.

El limón suele hacer maravillas para la gripe

Poner el jugo de medio limón y su ralladura en una taza grande de agua hirviendo. Se deja reposar diez minutos y se retira la ralladura del limón de la taza. Bebiendo esto todos los días, hará que la persona se sienta mejor.