La brecha social y las desigualdades entre países se han agravado con la pandemia de coronavirus, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). El organismo ha instado a que se apliquen medidas clave para fortalecer la salud pública y evitar nuevos episodios como el que vivimos.

Sobre todo, el objetivo debe ser ayudar a los grupos de personas más vulnerables, aquellas afectadas por conflictos bélicos, pobreza, exclusión social, discriminación, etcétera. La institución publicó en su página web cinco pasos que deben dar los países.

1) Acelerar acceso a la tecnología relacionada a la COVID

Trabajadores de la salud aplican la vacuna contra la COVID en la sede del Partido Unace, en San Lorenzo (Paraguay). Foto: EFE

Algunos países se siguen quejando de que las vacunas llegan con retraso o que les cuesta mucho conseguir las dosis necesarias para inmunizar a su población. Incluso, hay países, como Haití, a los que no ha llegado el medicamento.

A Ecuador llegarían más de 30 millones de dosis de vacunas de seis proveedores para combatir al coronavirus

La OMS ha insistido en que se apoye la iniciativa Covax, que negocia directamente las vacunas en nombre de los países y trata de garantizar su distribución equitativa. “Aunque esta no es la única condición, también son vitales productos básicos como el oxígeno médico, los equipos de protección personal, pruebas de diagnóstico y medicamentos seguros, así como los mecanismos para distribuir de forma justa todos estos productos dentro de las fronteras nacionales”.

Publicidad

OMS pide a farmacéuticas compartir 50 % de sus vacunas anticovid con la iniciativa Covax

2) Invertir en atención primaria de salud

Hospital Bicentenario, en el centro de Guayaquil. Foto: Jorge Guzmán

Más de 800 millones de personas gastan al menos 10% de sus ingresos para atención sanitaria, lo que deja a unos 100 millones en la pobreza anualmente. Al menos la mitad de la población del planeta no tiene acceso a los servicios sanitarios básicos, alertó la OMS.

OMS cree improbable que algún país alcance pronto inmunidad colectiva

Por eso, el organismo considera clave que no se recorten gastos al presupuesto de la salud pública y a otros sectores sociales, porque eso ahondaría la crisis que viven las personas más vulnerables y aumentaría el riesgo del colapso de los sistemas sanitarios.

ONU y OMS presentan sus ideas para construir un mundo postcovid

“En cambio, los Gobiernos deberían cumplir el objetivo recomendado por la Organización de gastar un 1% adicional del PIB (producto interno bruto) en atención primaria. Los datos de la Organización revelan que los sistemas de salud orientados hacia ese tipo de cuidado han producido sistemáticamente mejores resultados sanitarios, mayor equidad y eficiencia”.

3) Priorizar la salud

Suena lógico, pero hay Gobiernos que no lo hacen. La OMS llama a invertir en el sector social y que se involucre a las comunidades, tomando en cuenta que la pandemia ha dejado sin trabajo a millones de personas, lo que repercute en el aumento de la pobreza, problemas en el sector educativo y dificultades para acceder a los alimentos.

Secretario de la ONU pide a países del G7 un plan mundial de vacunas

4) Mejorar las comunidades

Promover el uso de transportes sostenibles, como la bicicleta, ayuda a tener ciudades menos contaminadas, reduce la congestión vehicular y aporta a la salud pública. Foto: API

Barrios seguros, acceso a la educación y la recreación y viviendas saludables son aspectos clave para reducir la brecha social, destaca la OMS. Pero un 80% de la población en el planeta vive en condiciones de extrema pobreza y está en zonas rurales.

Desnutrición crónica infantil, otro de los problemas que afecta a Ecuador y que va en aumento por la pandemia

“Por ello, es importante intensificar los esfuerzos para que las comunidades rurales dispongan de servicios sanitarios y otros servicios sociales básicos (incluidos agua y saneamiento), junto a una urgente mayor inversión económica en medios de vida sostenibles y un mejor acceso a las tecnologías digitales”.

5) Mejorar el acceso a la información

Debido a la pandemia, los niños se conectan en una computadora desde sus hogares para recibir las clases virtuales. Foto: Archivo

Una población informada estará mejor preparada para enfrentar las desigualdades, asegura la entidad. Por eso, los Gobiernos deben proveer datos actualizados y de calidad, clasificados por sexo, educación, etnia, raza, género y nivel socioeconómico. Esto permitirá atender mejor las necesidades.

Ministra de Educación, María Brown, sostiene que habrá evaluación constante al retorno progresivo y voluntario a las aulas

“Una reciente evaluación mundial de la OMS muestra que solo 51% de países han incluido el desglose de datos en sus informes de estadísticas sanitarias nacionales”, se añadió en la publicación. (I)