¿No encuentra las llaves del carro? ¿Olvida la lista de compras? No está solo. Todos olvidamos algunas cosas de vez en cuando. Claro, la pérdida de la memoria es una de las cosas a las que no se les puede restar importancia. La buena noticia es que se puede evitar en lo posible con los debidos cuidados.

Harvard Health asegura que el cerebro posee la capacidad de aprender y evolucionar a medida que se envejece. Esta característica se conoce como plasticidad cerebral, pero para que sea efectivo, se debe entrenar con regularidad. De no hacerlo, se pierden habilidades cognitivas a medida que pasa el tiempo.

El Dr. John N. Moris, director de investigación de políticas sociales y de salud en el Institute for Aging Research, indica que “adoptar una nueva actividad que también te obliga a pensar y aprender y requiere práctica continua puede ser una de las mejores formas de mantener el cerebro sano”.

GETTY IMAGES El cerebro posee la capacidad de aprender y evolucionar a medida que se envejece, gracias a la plasticidad cerebral.

La actividad que se elija debe cumplir tres puntos:

Desafiante: Poner a prueba el cerebro para que crezca. Se logra aprendiendo y dominando algo nuevo o aumentando una habilidad que ya se tiene, aprendiendo otro ángulo frente al tema o buscando alcanzar una meta específica.

Publicidad

Complejo: Hace que una actividad sea más emocionante, pero también obliga al cerebro a tener un proceso de pensamiento específico para solucionar problemas. Es recomendable realizar actividades como el tejido y la fotografía.

Práctica: La actividad debe ser constante, esto porque “la práctica no solo hace al maestro”, sino que lleva al cerebro a pasar por el proceso de repetición, que tiene muchos beneficios para el mismo.

Haga crucigramas. Juegue al bridge. Tome diferentes caminos cuando conduzca. Foto: Pexels

Ejercicios para la memoria

La Clínica Mayo coincide en sugerir hacer actividades nuevas, ya que el cerebro debe aprender a hacer cosas a las que no esté acostumbrado.

Realice actividad física como parte de tu rutina diaria: La actividad física aumenta el flujo sanguíneo al cuerpo entero, incluso al cerebro. Esto podría ayudar a mantener la memoria activa.

Publicidad

Esto podría ayudar a mantener la memoria activa.

Manténgase activo mentalmente: Haga crucigramas. Juegue al bridge. Tome diferentes caminos cuando conduzca. Aprenda a tocar un instrumento musical. Ofrézcase como voluntario en una escuela local o en una organización comunitaria.

Socialice regularmente: La interacción social ayuda a prevenir la depresión y el estrés, que pueden contribuir a la pérdida de la memoria. Busque oportunidades para juntarse con seres queridos, amigos u otras personas, especialmente si vive solo.

Organícese: Es más probable que olvide las cosas si su casa y sus anotaciones están desordenadas. Anote tareas, citas u otros eventos en un cuaderno especial, un calendario o una agenda electrónica.

Evite las distracciones y no haga demasiadas cosas a la vez: Si se concentra en la información que está tratando de retener, es más probable que la recuerde más tarde. También puede ser útil relacionar lo que está tratando de retener con una de sus canciones favoritas u otro concepto familiar.

Publicidad

Efectivos ejercicios cerebrales para fortalecer tu memoria

Duerma bien: Dormir es importante para ayudarle a consolidar sus recuerdos, de modo que pueda recordarlos más adelante. Haga que dormir bien sea una prioridad. La mayoría de los adultos necesitan de siete a nueve horas de sueño por día.

Seguir una alimentación sana: Coma frutas, verduras y granos integrales. Elija fuentes de proteína bajas en grasa, como pescado, fréjol y carne de pollo sin piel.

Controle las afecciones crónicas: Siga las recomendaciones de tratamiento del médico para afecciones médicas, como depresión, presión arterial alta, colesterol alto, diabetes, obesidad y pérdida de la audición. Además, revise regularmente sus medicamentos con su doctor. (I)