Contar con una buena postura corporal no solo te da la mano en prevenir molestias y lesiones frecuentes, sino también a incrementar tu propia confianza, favorecer el aspecto físico y le aporta elegancia a tu porte.

Con la guía de el Manual de Campo del Ejército de Estados Unidos, que data de el año 1946, les presentamos una decena de ejercicios que puedes realizar en cualquier momento y donde quiera que te encuentres. Trabaja los músculos y te darán una adecuada postura corporal.

Por prevención, no olvides consultar a tu médico de cabecera antes de ejecutarlos.

Ejercicio 1

Girar los brazos hacia adelante y hacia arriba completamente extendidos y al mismo tiempo, despegar los talones del suelo, sosteniéndose en punta de pie.

Publicidad

Descender los brazos extendidos lentamente por los lados del cuerpo y simultáneamente, apoyar los talones en el suelo para culminar en una posición de pie, al igual que al inicio del ejercicio.

Ejercicio 2

De pie, inclina el torso hacia adelante unos 60 grados, relaja los hombros y deja caer los brazos hacia abajo.

Lentamente, levanta los brazos por los lados del cuerpo y hacia atrás, mientras retraes suavemente el mentón. Mantén la posición unos segundos y desciende los brazos con un movimiento controlado, sin arquear en demasía la columna lumbar.

Ejercicio 3

De pie, tocar con ambas manos los hombros de un mismo lado, con los brazos delante del pecho y los codos hacia abajo.

Publicidad

Llevar los brazos hacia los lados y hacia atrás, manteniendo los codos junto al tronco. Al mismo tiempo, retraer la cabeza e intentar estirarla hacia arriba. Mantener la posición unos segundos y regresar a la postura inicial.

Ejercicio 4

De rodillas, con las palmas de la mano detrás de la cabeza, inclina el tronco hacia adelante.

Sin movilizar el tronco, lleva los brazos hacia arriba y hacia atrás, para después regresar a la posición de partida inicial.

Ejercicio 5

Sentado en el suelo, con las rodillas flexionadas y los pies apoyados delante del cuerpo, inclinar el torso hacia adelante y extender ambos brazos hacia el frente.

Publicidad

Sin movilizar el tronco, lleve los brazos hacia arriba y hacia atrás, para después regresar a la posición de partida.

Ejercicio 6

En decúbito ventral, es decir, tumbados boca abajo en el suelo, llevar las manos hacia los hombros con los codos por los lados del cuerpo.

Girar los brazos hacia afuera y hacia atrás, sin dejar de flexionar los codos, y al mismo tiempo, levantar levemente la cabeza y espalda alta. Conservar la posición unos pocos segundos y regresar a la postura inicial.

Ejercicio 7

De pie, con el tronco inclinado hacia adelante unos 45 grados, despegar los codos del tronco y elevarlos de manera que queden perpendicular al cuerpo y a la altura de los hombros. Flexionar los codos y llevar las manos hacia adelante del cuerpo, con las palmas hacia abajo y los pulgares frente a los hombros.

Publicidad

Desde allí, extender los codos y llevar los brazos lentamente hacia atrás. Regresar a la posición de inicio.

Ejercicio 8

De pie, con el tronco ligeramente inclinado hacia adelante y los codos flexionados y por los lados de manera que los dedos toquen los hombros, realizar pequeños círculos con los codos, sin movilizar las manos de los hombros.

Llevar los codos hacia arriba y hacia atrás repetidas veces de forma controlada.

Ejercicio 9

De pie, con el torso ligeramente inclinado hacia adelante, extender los brazos a los lados del cuerpo, de manera que se ubiquen a la altura de los hombros, con las palmas de las manos hacia arriba.

Realizar pequeños círculos con los brazos, comenzando por mover las manos lentamente hacia arriba y hacia atrás. Repetir tantas veces como se desea.

Ejercicio 10

De pie, con las manos cerradas en puño, extender los brazos por encima de la cabeza y desde allí, descender los codos por los lados del cuerpo para llevar las manos hacia los hombros, lentamente y repetir.

Con estos ejercicios se trabajarán músculos involucrados en una correcta postura corporal que consiste en, poseer la cabeza alineada con la espalda, el abdomen plano, los hombros ligeramente hacia atrás pero sin tensión, el pecho en alto y relajado, una ligera curvatura lumbar y las rodillas rectas pero no rígidas. (F)