Por su alto contenido de agua y su baja cantidad de calorías, la sandía puede ser una gran aliada cuando buscamos bajar de peso de una forma saludable.

Conoce todas las vitaminas que tienen las semillas de melón y aprovecha los increíbles beneficios que ofrecen

Esta deliciosa fruta posee una gran cantidad de propiedades beneficiosas para nuestra salud. La sandía es diurética y depurativa, es hipocalórica, tiene propiedades desintoxicantes, es una fuente rica de fibra, además de que es apta para diabéticos, por ser baja en hidratos de carbono y azúcares.

Por todas sus ventajas, la dieta de la sandía puede ser una buena opción si se busca perder peso sanamente. Es importante tener en cuenta que este plan alimenticio solo puede realizarse por un máximo de cinco días, sin excederse en su aplicación, se indica en una publicación de Mejor con Salud.

Realizarla por más de cinco días puede causar el efecto rebote. Además, no es recomendable para mujeres embarazadas, niños o personas con problemas hepáticos.

Publicidad

Dieta efectiva para perder barriga saludablemente

¿Cómo realizar la dieta de la sandía?

Esta dieta se la realiza comiendo alimentos específicos cada uno de los cinco días, en los que definitivamente el alimento más frecuente será la sandía.

Día uno

Desayuno: toma una taza de café o té, un yogur natural con avena y 1 rebanada de sandía.

Media mañana: 2 rodajas de sandía.

Almuerzo: un filete de ternera o pollo a la plancha, 1 plato de brócoli u otra verdura, 1 cucharada de aceite de oliva y 1 yogur natural sin azúcar.

Media tarde: 1 vaso de jugo de sandía.

Merienda: 1 filete de pescado a la plancha, 1 porción de verduras o vegetales, 1 rodaja de sandía.

Publicidad

Los beneficios de beber agua de cáscara de piña en ayunas

Día dos

Desayuno: una taza de café con leche desnatada y 1 tostada de pan integral untada de queso light.

Media mañana: 2 rodajas de sandía.

Almuerzo: 1 porción de coliflor al vapor, 2 muslos de pollo al horno o a la parrilla con zumo de limón, 1 yogur natural sin azúcar o un jugo de sandía.

Media tarde: 1 vaso de jugo de sandía.

Merienda: 1 plato de sopa de verduras variadas sin grasa, 1 filete de pescado al horno con limón, 1 rodaja de sandía.

Día tres

Desayuno: 1 taza de café o té sin azúcar, 1 tostada de pan integral o 2 galletas de arroz.

Media mañana: 1 rodaja de sandía.

Almuerzo: 2 lonchas de jamón York o de pavo, 1 porción de espinacas al vapor con ajo y 1 cucharadita de aceite de oliva, 1 rodaja de sandía.

Media tarde: 1 vaso de jugo de sandía.

Merienda: 1 porción pescado a la plancha, 1 porción de hongos a la plancha o una porción de vegetales al vapor, 1 yogur natural.

Día cuatro

Desayuno: una taza de café o té, 1 tostada de pan integral, 2 lonchas de jamón o embutido de pavo, 1 rebanada de sandía.

Media mañana: 2 rodajas de sandía.

Almuerzo: 1 filete de ternera o pollo a la plancha o a la parrilla, 1 porción de arroz integral, 1 yogur natural, 1 porción de sandía o sorbete de sandía.

Media tarde: 1 vaso de jugo de sandía.

Merienda: 1 porción de puré de verduras, 1 tortilla rellena de espárragos o espinaca, 1 rodaja de sandía.

¿Es saludable caminar después de comer?

Día cinco

Desayuno: una taza de café o té, un yogur natural con avena y 1 rebanada de sandía.

Media mañana: 2 rodajas de sandía.

Almuerzo: 1 porción de puré de zanahorias, 1 porción de pechuga a la plancha o 3 brochetas de sandía, pimientos y pepinillos, 1 jugo de sandía.

Media tarde: 1 vaso de jugo de sandía.

Merienda: 1 porción de puré de puerros con un poco de queso rallado, 1 filete de pescado a la plancha, 1 rodaja de sandía.

No hay que olvidar que un nutricionista siempre será la persona más adecuada para elaborar una plan alimenticio integral, acorde a las necesidades de cada persona. (I)