Cuando se tiene unas libras de más, adelgazar no solo contribuye a mejorar nuestra salud, sino también la forma en que nos vemos a nosotros mismos.

Con esos objetivos, un joven indio llamado Sushant Hosley, de 1,76 metros de altura y unos 85 kilos, decidió cambiar su alimentación y ejercitarse, con lo que logró bajar 13 kilos en dos meses, principalmente obviando dos alimentos, se indica en una publicación de El Confidencial.

Hosley había ganado peso debido a que acababa de pasar por un difícil proceso de divorcio, por lo que además se sentía desanimado.

Durante su vida no se había ejercitado mucho, por lo que no sabía qué deporte o actividad elegir para bajar de peso. El joven empezó a probar con el yoga, el pilates, los ejercicios de alta intensidad o HIIT, pasando incluso por clases de baile, menciona Times of India en un artículo.

Publicidad

La clave de su éxito

Hosley considera que la razón principal por la que logró una gran disminución de su peso en poco tiempo fue por la receta popular que los médicos recomiendan: una dieta saludable y ejercicio. En cuanto a la actividad física, combinó ejercicios cardiovasculares con el entrenamiento de fuerza.

Los ejercicios más eficaces para perder peso en casa

Con el próposito de motivarse, Sushant hizo “una larga lista de cosas que sucederían si bajaba de peso”. Se había dado cuenta de que su mentalidad fue envejeciendo al mismo tiempo que su peso aumentaba, por lo que cambiar esa actitud era una situación urgente en su vida.

Para alentarse a seguir en el proceso también anotó los kilos que iba bajando cada semana.

Cambios en su dieta

El joven tomó la decisión de también cambiar su dieta y erradicó prácticamente por completo los alimentos que más daño le hacían: el pan y el alcohol. Además, dejó de consumir comida basura, aperitivos por la noche viendo la tele y se prometió que no caería en el alcoholismo y la obesidad por las inseguridades derivadas de su proceso de divorcio.

11 condimentos que debes agregar a tu comida si buscas bajar de peso

Señala que para estos cambios fue clave la fortaleza mental que buscó mantener. “Aprendí que cuando perdemos peso no es solo peso lo que perdemos, sino que también dejamos que los pensamientos negativos desaparezcan con esa carga adicional. Me siento con más energía, más cargado y listo para afrontar también desafíos mentalmente. La actitud hacia la vida ha cambiado”.

Hosley dio a conocer un ejemplo de la dieta que lleva a diario. En el desayuno opta por algo proteico como avena o huevos duros, sobre todo porque eliminó el pan de su alimentación. Para la hora del almuerzo varía mucho, pero ha añadido las verduras a todas sus comidas, algo que antes no hacía. En la noche, suele elegir lentejas, a veces con arroz. Antes de entrenar suele comer una tostada con mantequilla de maní.

La canela puede ayudarte a perder peso y a tratar la diabetes

Procura también tomar frutas después de entrenar y dejar sus platos favoritos, que lo podrían engordar, para los días que más ejercicio hace, de tal manera que pueda quemar esas calorías de más. Manifiesta que uno de sus objetivos es que, dentro de diez años, la gente que no lo conoce no sea capaz de adivinar su edad.

Desde que bajó trece kilos en solo dos meses ha logrado mantener su peso, ya que no ha dejado de lado sus nuevos hábitos. (I)