La avena es un alimento con un gran número de nutrientes que aportan beneficios al organismo, especialmente cuando se trata del control del colesterol y los triglicéridos.

Su alto contenido de fibra soluble “reduce el colesterol de lipoproteína de baja densidad )LDL, por sus siglas en inglés), el colesterol malo”, refiere la Clínica Mayo. Agrega el sitio de salud que la avena ayuda a “reducir la absorción del colesterol en el torrente sanguíneo”.

Sin embargo, existe el dilema de si es mejor consumirla cruda o cocida y por qué se debe dejar en remojo antes de comerla.

Publicidad

Si se deja remojar la avena durante varias horas se obtiene un mejor provecho de sus nutrientes y se digiere mejor. Foto: Freepik

¿Es necesario remojar la avena antes de comerla?

El sitio web GF Oasts recuerda que remojar la avena forma parte de una antigua tradición para preparala. Incluso la recomendación es remojar las hojuelas durante la noche para su posterior consumo el día después. Pero, ¿qué pasa cuando se hace este procedimiento?

Remojar la avena hace que se descomponga y sea más digerible debido a que elimina el ácido fítico o fitatos, es decir, el fósforo que se almacena en las semillas cuando se cultivan con fertilizantes modernos en vez de abono natural, indica el portal antes mencionado. Después de remojarla la puede enjuagar para su posterior preparación y consumo.

Remojar la avena ayuda a remojar los fitatos que se almacenan por los fertilizantes. Foto: Freepik

Si el ácido fítico se deja en los cereales este se combina con otros minerales e impide que haya una mejor absorción de los mismos.

Publicidad

“La clave es asegurarse de que los alimentos que contienen este ácido se preparen adecuadamente” para evitar que haya un bloqueo de los minerales en el cuerpo, explica en GF Oasts.

Una publicación de El País añade que no remojar la avena puede producir gases, irritación en el colon e inflamación en sistema gastrointestinal.

Publicidad

En ciertos casos la avena puede producir inflamación en el colon. Foto: Freepik.

Cuánto tiempo se debe remojar la avena

Para remojar la avena solo se debe colocar en un recipiente hondo y añadir un buen nivel de agua que la cubra por completo, pero sin mezclar. Deje reposar en un lugar fresco hasta que las pase por un colador.

De acuerdo a los datos que aporta El País hay quienes sugieren dejar la avena en remojo durante 10 horas y preferiblemente en la noche. (I)

Te recomendamos estas noticias