Empezar una dieta siempre genera dudas, por lo que contar con información fiable es de vital importancia. La dieta Keto, conocida también como dieta cetogénica, es un régimen alimenticio que quema calorías en tiempo récord.

A diferencia de otras dietas, esta es muy baja en carbohidratos, por lo que es real que se puede perder peso rápidamente. El problema es que puede poner en riesgo la salud si no se lleva a cabo con cuidado, siguiendo determinadas pautas, según reseña HealthLine.

Recomendamos como siempre visitar a un nutricionista antes de iniciar un régimen alimenticio.

Una dieta cetogénica debe llevarse con mucho cuidado y siguiendo las pautas establecidas por el nutricionista. Si bien esto es importante en cualquier dieta, aquí los riesgos son más grandes.

Publicidad

¿Cómo saber si la dieta cetogénica es para mí?

El problema es que puede poner en riesgo la salud si no se lleva a cabo con cuidado, siguiendo determinadas pautas. Foto: martin-dm

¿Cuáles son los riesgos de la dieta cetogénica?

Reducción de consumo de frutas y verduras

Al no consumir frutas y verduras, el organismo recibe un menor aporte de vitaminas, minerales y fibra, que son muy abundantes en este tipo de alimentos. Para que el cuerpo no lo sienta, deberás tomar suplementos vitamínicos.

Reducción de la ingesta de fibra

Cuando el organismo está falto de fibra, lo que suele aparecer es el estreñimiento, razón por la cual es necesario tomar algún tipo de infusión o laxante para no tener problemas.

Mal aliento

Por la elevada producción de cuerpos cetónicos, es común que la persona que sigue una dieta cetogénica sufra de mal aliento o halitosis.

Dificultades para continuar

El hecho de no poder consumir alimentos tan populares como pan, cereales, frutas, verduras y legumbres hace que sea más complicado seguir este régimen, lo que lleva a muchas personas directamente a abandonarlo a las pocas semanas.

Publicidad

La dieta de las hormonas ¿cómo funciona?

Puede producir cetoacidosis

En casos muy extremos, la dieta cetogénica puede provocar cetoacidosis debido al incremento de forma exponencial de cuerpos cetónicos en sangre. Esta situación puede llevar a la persona a sufrir graves daños en algunos órganos o incluso un coma.

Por esta razón, la mayoría de los especialistas en nutrición sostienen que para someterse a este tipo de regímenes alimenticios es fundamental tener un muy buen estado de salud previo, por lo que es obligatorio realizar las consultas médicas pertinentes.

Recomendamos como siempre visitar a un nutricionista antes de iniciar un régimen alimenticio. Foto: Sasithorn Phuapankasemsuk

¿Quién no puede hacer la dieta cetogénica?

Por todos estos riesgos mencionados, la dieta cetogénica no es recomendable para algunas personas porque pueden presentarse graves problemas en su organismo, según Infosalud. Los grupos de riesgos con mayor vulnerabilidad son:

  • Mujeres embarazadas.
  • Personas con insuficiencia renal.
  • Personas con problemas hepáticos o cardíacos porque en algunos casos les ha propiciado el desarrollo de arritmias.

En definitiva, una dieta cetogénica puede ayudarle a bajar de peso, pero nunca debe perder de vista que se trata de una situación temporal y ocasional, que no puede mantener por un tiempo prolongado porque es probable que tenga problemas de salud.

(I)

Te recomendamos estas noticias