Una terapia contra el cáncer ha desaparecido los tumores de pacientes terminales de cáncer de cabeza o cuello con metástasis a otros órganos, como los pulmones. Después del tratamiento, que se basa en una combinación de drogas para estimular el sistema inmunológico, los tumores se destruyeron por completo sin intervención física de por medio.

The Guardian contó que, aunque el valor estadístico del experimento de fase 3 es todavía limitado y el tratamiento requiere más pruebas, tanto científicos como pacientes se han mostrado realmente sorprendidos y esperanzados por los fantásticos resultados.

El profesor Kevin Harrington, uno de los autores del experimento, asegura que la prueba demuestra que la combinación de drogas consiguió la extensión de vida media más grande experimentada por pacientes con cáncer de cabeza o cuello en fase metastásica.

El Instituto de Investigación del Cáncer británico presentó los resultados del impactante estudio en la edición virtual de este años del congreso de la Sociedad Europea de Medicina, según informa The Guardian. El equipo de científicos del instituto, investigadores de The Royal Marsden NHS Foundation Trust y otros médicos en Grecia y Estados Unidos, el estudio “CheckMate 651″ de fase tres fue probado en 947 pacientes.

Olvidándose de la quimioterapia, los investigadores usaron una combinación de las terapias nivolumab y ipilimumab que provocan que el sistema de defensa natural del organismo ataque a las células cancerígenas de este tipo de tumores.

La combinación de inmunoterapias eliminó por completo los tumores en muchos de los pacientes, sobre todo en aquellos con altos niveles de PD-L1, una molécula que regula la inmunidad de las células y que, en 2003, fue identificada como un posible objetivo con el que identificar y atacar a células cancerígenas.

Según los resultados del informe, no solo que este nuevo tratamiento es mucho más efectivo que la quimioterapia, sino que además los pacientes pudieron continuar con su vida de forma normal, sin verse debilitados. (I)