La linaza ha sido empleada desde tiempos inmemoriales como ingrediente en la preparación de distintos platillos y postres; sin embargo, estas semillas también contienen múltiples propiedades a favor de la piel y del cabello.

Se trata de un producto natural que puede ser aplicado de distintas maneras a favor de la salud de la piel y esto se debe a que contiene ácidos grasos esenciales así como ácidos alfa linoleicos, reseña Abibi Magazine.

Las semillas de linaza se pueden agregar o espolvorear sobre casi cualquier alimento. Algunos cereales, como el salvado con uvas pasas, ahora vienen con semillas de linaza ya mezcladas. Foto: Savany

Propiedades que le ofrece la linaza a la piel del rostro

Al contener ácidos grasos omega 3, antioxidantes y fibra, la linaza estimula la producción de una proteína llamada colágeno, qué se encarga de mantener la elasticidad y la firmeza en el rostro, entre otras funciones.

Publicidad

Esta es la vitamina que te falta cuando te salen manchas blancas en la piel y así puedes prevenirlas

Además, esta semilla también sirve para equilibrar la producción de sebo, la prevención del acné y la disminución de arrugas en el rostro. El portal MDZ añade que su textura gelatinosa le permite actuar como un gran hidratante natural para la piel.

El secreto del éxito está en asegurarse de que la linaza esté bien molida. Foto: Pexels.

¿Cómo preparar una mascarilla casera con linaza?

En caso de que se desee preparar una mascarilla casera con linaza, la persona necesitará tener los siguientes ingredientes a mano:

  • 1 cucharada de linaza molida.
  • 1 cucharada de miel (tiene propiedades antibacterianas y humectantes).

La preparación es sencilla: sólo se deben mezclar los ingredientes en un envase hasta que se obtenga una pasta homogénea. El secreto del éxito está en asegurarse de que la linaza esté bien molida, ya que eso facilita su aplicación.

Publicidad

El rostro se debe lavar previamente con agua tibia y un limpiador suave, de modo que se eliminen las impurezas, se puede esparcir la mascarilla por la cara con ayuda de una brocha o con los dedos limpios. Se evitan el contorno de los ojos y de los labios. Se deja actuar por 15 minutos.

Las semillas de linaza también se pueden mezclar con yogurt y azúcar para usarlas como exfoliante, de modo que se eliminen las células muertas que se acumulan en los poros.

Publicidad

(I)

Te recomendamos estas noticias