Dominar el apetito y los niveles de glucosa en sangre son algunas de las medidas que se deben tomar para tener una salud óptima. Un apetito descontrolado puede conducir a comer en exceso, ganar peso y aumentar el riesgo de enfermedades crónicas como la obesidad y las asociadas al corazón.

Por otro lado, los niveles inestables de glucosa en sangre no solo generan hambre y cansancio, sino que también pueden derivar en problemas como la diabetes.

Afortunadamente, el aceite de coco destaca como un aliado poderoso que nos permite tomar las riendas de nuestro bienestar, especialmente cuando se consume en ayunas.

Publicidad

Té de cáscara de piña para aliviar el malestar estomacal ¿Cuántas tazas puedo tomar al día?

¿Cómo actúa el aceite de coco?

El aceite de coco ayuda a reducir el azúcar en sangre y a controlar el apetito. Foto: Pexels

El aceite de coco, rico en ácidos grasos de cadena media (MCT), tiene un efecto único en nuestro organismo. Estos ácidos son absorbidos por el hígado y convertidos en energía, lo que reduce la sensación de hambre y aumenta la saciedad.

Además, según Clarín, también mejoran la sensibilidad a la insulina, la hormona que ayuda a estabilizar los niveles de azúcar en sangre, previniendo los picos y caídas que desencadenan el apetito y la producción de insulina.

Es importante recordar que siempre se debe consultar con un médico antes de integrar el aceite de coco a la dieta diaria, pues puede ser contraproducente para pacientes diabéticos y con problemas del corazón.

Publicidad

¿Cómo tomar el aceite de coco para bajar de peso?

Las propiedades de este aceite se aprovechan mejor en ayunas. Foto: Freepik

Estos beneficios se obtienen fácilmente al consumir de 1 a 3 cucharadas diarias, especialmente durante el ayuno. Esto también favorece a la utilización del aceite de coco como fuente de energía, lo que ayuda a quemar la grasa corporal y así bajar de peso.

¿Puedo comer linaza y chía juntas? Cómo afecta a tu cuerpo el consumo de estas semillas

De acuerdo con Mundo Deportivo, este óleo de origen frutal se puede tomar acompañado de bebidas como las infusiones o el café, siempre y cuando no contengan ningún edulcorante.

Publicidad

(I)

Te recomendamos estas noticias