Aunque se pueda pensar lo contrario, tener los niveles de colesterol malo y triglicéridos altos puede ser algo muy grave, y es que hay un inmenso riesgo de padecer de enfermedades cardiovasculares como un infarto de miocardio o ictus, reseña el portal La Provincia.

Parte del control es revisar con regularidad que los niveles de colesterol LDL (malo), cuyos valores correctos deben estar entre 100 y 130 mg/dl; si llegan a alcanzar los 160 mg/dl ya se piensa que es preocupante. Por su parte, el rango saludable de los triglicéridos debe estar por debajo de los 150 mg/dl; las alarmas se activan si sobrepasa los 200 mg/dl, señala MayoClinic.

Tanto el colesterol malo como los triglicéridos no suelen mostrar síntomas, es por ello que alguien puede tenerlos altos y no darse cuenta, entonces lo recomendable es hacerse un examen de sangre para confirmar que todo está bien o saber si hay algo que abordar.

Publicidad

El colesterol puede producir problemas cardiacos | Foto: Freepik

Aguacate para el colesterol y los triglicéridos

Se considera que el aguacate es un superalimento cuyas propiedades son ideales para bajar el colesterol y los triglicéridos, más allá del sabor y la textura, esta fruta está llena de grasas saludables, fibra y una gran cantidad de nutrientes esenciales, explica El País.

Estos son los siete mitos más comunes sobre la sal, el consumo sodio y la salud cardiovascular

Hallazgos de algunos estudios han coincidido en que el bajo aporte en grasas saturadas (15%) del aguacate permite que se pueda consumir a diario para bajar el colesterol malo y los triglicéridos, de ese modo prevenir enfermedades cardíacas.

¿Cómo hacer la infusión de hueso de aguacate?

Esta es una de las maneras más ideales para controlar los triglicéridos y el colesterol, detalla Córdoba.

Publicidad

Para hacer esta infusión, se necesitará retirar la semilla y quitarle la piel que la cubre, luego se procede a rallarla para ponerla a hervir en un litro de agua; se puede añadir un poco de canela. Luego de 15 minutos en ebullición se cuela y si se desea, se añade la miel o algún otro edulcorante a gusto.

(I)

Publicidad

Te recomendamos estas noticias