Consumir a diario nueces de árbol no conduce a ganar peso o grasa en adultos, al contrario, los ayuda a experimentar un mejor control sobre su peso y a tener un uso más eficiente de la grasa de la dieta como fuente de energía, según investigadores del Centro Médico de la Universidad de Vanderbilt, en Estados Unidos.

Las guías de alimentación del Departamento de Agricultura y el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos señala que la mitad de los ciudadanos de ese país no consume la recomendación diaria de 5 a 7 onzas de nueces y semillas por semana.

Una de las posibles razones puede ser el temor de que esto les cause un aumento de peso.

Publicidad

Pero comer nueces todos los días, incluyendo almendras, nueces del Brasil, pecanas, anacardos, avellanas y pistachos puede ser una estrategia para combatir una serie de condiciones de salud que provienen del exceso de peso, como la diabetes y la enfermedad cardiaca.

Los adultos a partir de los 20 y 30 años están en alto riesgo de obesidad con exceso de grasa abdominal y de desarrollar el síndrome metabólico, precursores de la prediabetes y diabetes.

El estudio de la Universidad de Vanderbilt con adultos de 22 a 36 años que tenían al menos un factor de riesgo metabólico (presión arterial alta, glucosa alta, grasa corporal excesiva en la cintura o niveles de colesterol anormales) encontró que un snack de una onza de nueces mixtas sin sal, dos veces al día, por 16 semanas, aun sin cambiar el resto de la dieta o hábitos, condujo a una reducción significativa de los factores de riesgo, más en las mujeres que en los hombres, en comparación con quienes tomaban una colación de carbohidratos sin sal (pretzels o galletas).

Publicidad

También hubo reducción de la circunferencia abdominal, de los niveles de insulina en sangre y un uso de la grasa como fuente de energía más eficiente. (I)