El entrenamiento funcional se basa en realizar ejercicios que se adaptan a los movimientos naturales del cuerpo humano para trabajar de forma global músculos y articulaciones. Una de sus principales ventajas es que se adaptan completamente a las condiciones físicas de cada persona.

Por ejemplo, uno de los ejercicios funcionales más populares son las sentadillas. Si se realizan con la técnica correcta, este único movimiento que imita la acción de sentarse proporciona múltiples beneficios.

Las sentadillas activan varios grupos musculares, en concreto el erector de columna, el glúteo, los isquiotibiales, el cuádriceps y el abdomen, tal como publica Mejor con Salud.

El entrenamiento de estos músculos se traduce en más flexibilidad en las caderas, aumento de la resistencia cardiovascular, fortalecimiento de toda la cadena muscular de las piernas y mejora de la postura corporal, entre otros.

Publicidad

¿Quieres hacer cardio pero no te gustan los saltos? Estas son las mejores alternativas para quemar grasa y bajar de peso

¿Por qué el entrenamiento funcional es efectivo?

Porque con ejercicios cortos y de intensidad gradual se trabajan los grupos musculares en cadena. Es decir, no son ejercicios aislados para potenciar un músculo concreto, sino que con un único ejercicio podemos activar varios grupos musculares y obtener un beneficio global.

El yoga es uno de las actividades que está dentro de un entrenamiento funcional. Foto: monkeybusinessimages

Beneficios del entrenamiento funcional

Por eso resulta muy beneficioso como entrenamiento personal:

  • Mejora la movilidad corporal
  • Mejora la agilidad y el equilibrio
  • Desarrolla la salud cardiovascular
  • Corrige la postura
  • Fortalece la masa muscular
  • Ayuda a mantener el peso

Los ocho mejores ejercicios para entrenar tus piernas en casa y solo con el peso de tu propio cuerpo

Ejercicios de entrenamiento muscular funcional de Jason Momoa

El actor ha difundido en las redes sociales cuáles son sus ejercicios primordiales. No quiere decir que sean los únicos, pero es interesante repasar estas opciones que ha dado a conocer y que pueden servir de guía para quien se inicia en la modalidad funcional.

Sentadilla búlgara

Esta sentadilla usa una pierna retrasada, generalmente sobre un banco o algo elevado. De este modo, la pierna adelantada realiza el movimiento de ascenso y descenso en una especie de desequilibrio. Se puede añadir una pesa rusa. Realice 6 series de 10 repeticiones para cada pierna. Lo que equivale a 120 movimientos completos.

Publicidad

La sentadilla búlgara es uno de los ejercicios más realizados en los últimos tiempos por su versatilidad. Foto: martin-dm

Escalada

La escalada es una disciplina en sí misma. Existe en su variante indoor, en las palestras equipadas para tal fin, así como en su versión alpina, en exteriores (en roca o en hielo).

Es casi la misma postura que para realizar una flexión de brazos. Es importante que las manos estén a la altura de los hombros y la espalda permanezca derecha.

A continuación, se lleva la rodilla derecha hacia el pecho, la otra pierna permanece estirada y con el apoyo del inicio. Escalada en palestra.

Esta es el tipo de escalada tradicional si cuentas con el lugar y las herramientas. También está la indoor que solo requiere de una colchoneta y simular la escalada. Foto: Anton Vierietin

Cada vez hay más palestras en las ciudades que ofrecen espacios adecuados para aprovechar los beneficios de la escalada.

Publicidad

Balón medicinal

El uso del balón medicinal es una alternativa funcional a las pesas tradicionales. El objeto permite unas dinámicas más multiarticulares, con necesidad de equilibrio y con un trabajo potente del core.

Los balones tienen diferentes pesos y se pueden usar para lanzarse hacia uno mismo, para lanzar a un compañero, para girar con ellos el eje del tronco y sentir presión centrífuga. Hay quienes regulan los movimientos para hacerlos con lentitud. Otros prefieren la explosividad.

El balón medicinal posee múltiples usos por lo pesado. Lo que permite tonificar varias partes del cuerpo. Foto: martin-dm

Aire libre, deportes de contacto y yoga para el físico de Aquaman

Jason Momoa hace entrenamiento muscular funcional, pero también es fanático de los deportes al aire libre. Junto a la escalada, cuando el clima es caluroso y hay mar cerca, disfruta de surfear.

El boxeo

Los beneficios físicos de quien entrena esta disciplina son muy reconocidos, porque no se trata solo de descargar ira. De hecho, el actor es practicante de yoga, que cualquiera pondría en las antípodas de un cuadrilátero. Sin embargo, la combinación brinda potencia en las fibras, a la vez que flexibilidad.

Publicidad

El boxeo y sus diferentes especialidades funcionan bien para ejercitar todo el cuerpo mientras aprende también un poco de defensa personal, de manera indirecta. Foto: aldomurillo

¿No tienes el tiempo para replicar todas las actividades de Aquaman? Empieza con el entrenamiento funcional. Es ejercicio para la vida cotidiana. Nada mejor que ser más eficiente en lo que hacemos a diario.

(I)

Te recomendamos estas noticias