La palabra reciclaje se entiende como el proceso por el cual una materia o producto ya utilizado, en principio destinado al desecho, se somete a un tratamiento para obtener una materia prima o un nuevo producto. Es decir, un desecho que se vuelve a introducir en el ciclo de vida, lo cual permite hacer un mejor uso de los recursos naturales y reducir el impacto medioambiental.

Cada 17 de mayo, Día Internacional del Reciclaje, sirve para concienciar a la sociedad sobre la importancia de tratar los desechos como corresponden, para no contribuir al cambio climático y así proteger el planeta.


Día Mundial del Reciclaje: Oportunidad de negocio en el manejo de desperdicios

Publicidad

“Es fundamental impulsar el desarrollo de una identidad y conciencia ambiental en la población ecuatoriana, que nos permita actuar coherentemente como parte de la naturaleza en todas sus relaciones socioambientales y alcanzar estilos de vida sostenibles”, dice Gustavo Manrique, ministro del Ambiente, Agua y Transición Ecológica.

Esta cartera de Estado, mediante la firma de una Carta de Intención con la Red Nacional de Recicladores del Ecuador (Renarec), impulsa el pacto por el reciclaje inclusivo y eliminación de la violencia contra la mujer, con el objetivo de fortalecer y promover espacios de cohesión entre las recicladoras de base, la sociedad y el Gobierno.

Una planta de reciclaje da ‘segunda vida’ a plásticos y cartones; se usan para fabricar nuevos productos

Como parte de la Estrategia Nacional de Educación Ambiental, el próximo mes de junio se tiene previsto lanzar el proyecto “Mi Barrio Verde”, para concienciar a los hogares ecuatorianos respecto al cuidado y conservación ambiental, promoviendo de forma práctica el consumo responsable y la gestión adecuada de residuos en la fuente, para mejorar su calidad de vida en el marco de la economía circular.

Publicidad

“En el transcurso de estos cuatro años (2022-2025), el proyecto busca formar 7.000 líderes ambientales dentro de 336 barrios con un alcance de 16 provincias. Se llevarán a cabo planes de acción con enfoque de consumo responsable, separación de residuos en la fuente y aprovechamiento de los residuos orgánicos generados en los hogares”, explica el Ministerio.

Empresas pública y privada, comprometidas con el planeta

El Municipio de Guayaquil cuenta con un programa institucional para el manejo de residuos reciclables. Desde abril pasado se implementaron 60 estaciones de reciclaje en los edificios Crillón, Valra y Palacio Municipal; y del 16 al 20 de mayo se estará capacitando a los colaboradores sobre el correcto proceso para la clasificación y disposición final de los desechos. Hoy, por el Día Mundial del Reciclaje, la entidad brindará a la comunidad, de manera interactiva, información sobre el manejo correcto de los residuos reciclables en la Plaza de la Administración.

A través del programa de innovación Aceleradora 100+, Cervecería Nacional apoya a la startup ReciVeci, con la que busca recuperar 70 toneladas de material reciclable y envases posconsumo, equivalente a 38 camiones recolectores de basura en las ciudades de Quito y Cuenca. El objetivo es incentivar la retornabilidad de las botellas de vidrio.

Para generar conciencia en sus clientes sobre el correcto desecho de aparatos electrónicos, la telefónica Claro cuenta con un programa permanente de reciclaje de celulares. Ánforas de almacenamiento están ubicadas en los centros de atención al cliente. Lo recolectado se lleva a una planta con licencia ambiental, donde realizan la clasificación y descomposición de los elementos. La materia prima es reutilizada en un nuevo ciclo productivo, minimizando el impacto al ecosistema.

Publicidad


¿Cómo empezar a reciclar en casa?

  1. Diferenciar entre los residuos orgánicos (restos de alimentos) y residuos inorgánicos (papel, cartón, plástico, vidrio, metales, tetrapak) y comenzar por separarlos.
  2. Clasificar el residuo que más se genera en casa (plástico, vidrio, latas de aluminio, etc.).
  3. Designar el espacio para los residuos hasta que sean entregados a los recicladores de base, centro de acopio o un servicio de recolección a domicilio. Podemos reorganizar cajones o armarios en nuestra cocina, reutilizar bolsas plásticas, de papel o cartón para el almacenamiento.

Se reciclan:

Papel: cuadernos, libros viejos, hojas bond impresas, papel periódico y revistas.

Cartón: todo tipo desde los más grandes hasta las cajas de cereales, medicinas, etc.

Plásticos: todo tipo menos el n.o 7, porque el proceso para reciclarlo es muy difícil. Botellas de agua, jugos, colas, envases de productos de limpieza, shampoo, acondicionadores y yogur.

Publicidad

Vidrio: todo tipo de botellas y frascos de vidrio de cualquier color. Separa las tapas de metal.

Metales: todo tipo de latas de conserva, enlatados y latas de aluminio.

Tetrapak: cartones y fundas de este material.


No se reciclan:

  • Envases contaminados (con manchas de grasa/alimentos).
  • Residuos sanitarios: servilletas, papel higiénico, pañales, toallas sanitarias, pañitos húmedos y mascarillas.
  • Telas, madera, globos, zapatos y zapatillas.

Ecotips

  • Aplastar, doblar y compactar todos los residuos para ahorrar espacio.
  • Todos los residuos deben estar limpios y secos.
  • No colocar envases con restos de grasa y/o alimentos o envases de productos lácteos sin enjuagar, ya que pueden atraer plagas y malos olores.